Viernes 20 de Abril 2018

Depílate sin dolor

La luz pulsada intensa ha venido a revolucionar la belleza e higiene corporal
Depílate sin dolor
Actualmente, la depilación ya no es un suplicio.

Para muchos hombres y mujeres, el vello no deseado puede ser una pesadilla. Hasta ahora, las únicas opciones para eliminarlo eran las cremas, las rasuradoras, la cera o las dolorosas agujas de electrolisis. La luz pulsada intensa o IPL ha venido a revolucionar la belleza e higiene corporal, de tal forma que ahora tanto hombres como mujeres están satisfechos con los resultados en cuanto a depilación definitiva se refiere.

La fotodepilación consta de destruir el folículo piloso por medio de la energía luminosa. La luz que se utiliza es muy potente. El cabello absorbe energía de la luz que le proyecta el aparato y se calienta de tal forma que se destruye. Este calentamiento no es doloroso. Para obtener un buen resultado es necesario que toda la energía de la luz emitida por la máquina sea captada por el pelo y no por los tejidos próximos. Este tratamiento transforma la piel haciéndola más sedosa, lisa además mantiene las zonas intimas y axilas con menos sudoración, libre de olores fuertes.

Esta tecnología puede emplearse en el tratamiento de zonas amplias como la espalda, los muslos, los brazos, las piernas y la cara. Lo mejor de todo es que se trata de un método seguro, rápido, suave y efectivo para la depilación progresiva.

Demos de tener en cuenta que lo que absorbe la energía es la feomelanina, pigmento del cabello que le da color; pero la piel tiene melanina, pigmento de la piel que le da color. De tal manera, la energía emitida por el aparato se puede repartir entre la piel y el pelo, o incluso pasar toda a la piel quedando muy poca en el pelo. Es el caso del vello claro y la piel oscura.

Para evitar que la piel absorba la energía de la luz de la máquina debemos utilizar un equipo que produzca una luz del mismo color (largo de onda) que el pelo, de tal forma que el bulbo (raíz) sea destruido. A diferencia de la longitud de onda fija de los láseres, con la tecnología IPL es posible seleccionar la gama del espectro para permitirle:

  • Adaptar la longitud de onda según el color de la piel y del vello y profundidad del vello de cada paciente.
  • Tratar de manera eficaz la mayoría de los colores de vello, así como todas las texturas, de fino a grueso
  • Eliminar la vellosidad de todas las partes del cuerpo, cara, axilas, ingle, etc.

Antes, durante y después

Previo a cada sesión la longitud de onda se ajusta según el contenido de la melanina del vello y del tejido circundante. La luz intensa pulsada alcanza de forma precisa el folículo piloso sin dañar la epidermis.

En pleno tratamiento, parte de la energía de la luz intensa pulsada se absorbe por el pigmento del vello, elevándose su temperatura e induciendo el calor hacia el folículo. Otra parte de la energía atraviesa la dermis y es absorbida directamente por el bulbo. Esta sinergía, específica y exclusiva de los IPL, permite dañar irreversiblemente la mayor parte de las células germinativas responsables del crecimiento.

Culminado cada ciclo, el pelo dañado y el folículo se eliminan mediante un proceso fisiológico natural, dando como resultado una depilación de larga duración. El número de sesiones depende de la zona y del tipo de pelo y piel, pero podríamos hacer una media de seis sesiones para obtener un resultado definitivo. De esta manera cómoda y rápida podemos deshacernos de esos vellos tan antiestéticos situados en cualquier zona del cuerpo.

El paciente puede volver a la actividad familiar y profesional normal de forma inmediata. Puede ser recomendable el uso de algún cosmético específicamente formulado para el cuidado de la piel lampiña. Siempre recomendamos la utilización de una pantalla total hidratante en las zonas tratadas expuestas al Sol.

Beneficios

  • Pueden ser tratadas grandes zonas al mismo tiempo.
  • Actúa con igual eficacia en pieles claras y oscuras.
  • Hay menos probabilidades de producir cambios pigmentarios.
  • Menos dolor e incomodidad en comparación con otras técnicas depilatorias.
  • Es efectiva en casi cualquier área corporal en la que se desee una piel lisa, con aspecto juvenil y libre de vello.
  • Mantiene las áreas íntimas y axilas libre de olores fuertes y sudoración.

Cantidad de sesiones

El número de tratamientos necesarios para obtener los beneficios óptimos a largo plazo depende del área tratada, de la densidad del vello y del ciclo de crecimiento del mismo. La edad, la raza, el peso, las hormonas, la dieta, los medicamentos y el metabolismo, entre otros, juegan un papel importante en la localización del vello, su grosor y resistencia. IPL retrasa la capacidad de crecimiento de los folículos y el ciclo del crecimiento al mismo tiempo. A veces, algunos folículos pilosos pueden empezar a crecer después del tratamiento, por lo que se pueden requerir varias sesiones (de cuatro a ocho) para alcanzar resultados óptimos.