Domingo 22 de Octubre 2017

5 técnicas para que solo con los dedos des placer a tu pareja

Con tus manos puedes hacer maravillas en tu pareja
5 técnicas para que solo con los dedos des placer a tu pareja
Los dedos pueden ser ese elemento mágico en la intimidad.

Seguramente, cada quien tendrá sus mejores técnicas y “ases bajo la manga” cuando de querer pasarla bien con la pareja se trata; sin embargo, hay un elemento que pareciera ser “universal”, y que si sabes utilizarlo como se debe, tendrás garantizado un momento altamente placentero.

Se trata del uso de los dedos, los cuales pueden ser muy útiles durante los juegos o coqueteos previos a una relación sexual, y que son indispensables para hacer esas determinadas caricias que bien sabemos que a él o ella enloquecen y que les ayudará a alcanzar el orgasmo.

Aquí te dejamos algunas técnicas y sitios en específico en donde si utilizas los dedos como se debe, conseguirás hacer maravillas.

Movimiento circular. Para las mujeres, el clítoris es uno de los grandes puntos de estimulación. Debidamente lubricado, puedes utilizar la punta o todo tu dedo índice para frotarlo suavemente, con movimientos circulares. Inicia lento y poco a poco ve aumentando la velocidad, pero sin hacerlo muy rápido porque puedes llegar a lastimar. Ve metiendo el resto de los dedos en la vagina lentamente, siguiendo el ritmo de los movimientos circulares.

El conejo. Es ideal para quienes gustan de acciones más audaces y rudas. Con el dedo medio, entra y sal de la vagina a gran velocidad, lo cual hará que ella alcance el orgasmo rápidamente.

A dos manos. Utiliza la punta de los dedos de una mano para tocar el clítoris, haciendo movimientos circulares, y con los dedos índice y medio de la otra mano para meter y sacar de la vagina. Esto generará en tu pareja múltiples sensaciones. El secreto está en mantener un ritmo constante.

El tornillo. Introduce en la vagina los dedos índice y medio y despacio, gira tu mano dentro hasta que la palma de la mano queda totalmente viendo hacia arriba y sácala. Repite cuántas veces sea necesario.

Indicador del punto G. El hombre debe sentarse frente a la mujer y con la palma hacia arriba, debe insertar los dedos en la vagina y hacer un movimiento como de jalar. Con este, tratará de tocar a tu ombligo por dentro, hasta legar al punto G. Inicia lento y ve aumentando la velocidad.