Miércoles 18 de Octubre 2017

Secretos asiáticos para el cuidado de la piel

¿Cuál es la rutina de belleza de las mujeres de ese continente? Dos maquilladoras coreanas nos cuentan qué hacen para mantener la salud y belleza del rostro
Secretos asiáticos para el cuidado de la piel
Ellas son muy cuidadosas con el cuidado de la piel./Shutterstock

No hay duda de que las asiáticas son el modelo a seguir en cuanto al cuidado de la piel se refiere, no en vano las marcas de cosméticos y maquillaje a menudo lanzan sus productos en ese mercado, antes de llevarlos a Europa o Estados Unidos.

Pero, ¿qué es lo que coreanas, japonesas, chinas y demás mujeres de ese continente hacen diferente?¿cuál es su secreto para mantener sus pieles más saludables y juveniles?

Para obtener una respuesta, conversamos con Cat Koh y Eva Lee, maquilladoras de las marcas coreanas de cosméticos Laneige (http://laneige.com), quienes compartieron algunos de esos “secretitos” que al parecer ofrecen muy buenos resultados.

La doble limpieza
Las coreanas se limpian la cara muy bien. Generalmente comienzan con un aceite facial o bálsamo limpiador y masajean por varios minutos para remover el maquillaje y la suciedad. Luego usan una crema o leche limpiadora para retirar los residuos y, al final, se enjuagan con agua muy fría para cerrar los poros.

“En Corea hacemos la limpieza de siete capas. Yo me paso el tónico (toner) o “skin refiner” siete veces por el rostro, luego de haberme lavado la cara con un multilimpiador (multicleanser)”, explica Koh.

Masajean la piel
Suelen aplicar  un tónico sin alcohol, a base de té verde manzanilla, rosas o agua micelar,  para limpiar y clarificar la piel.

“Me aplico el tónico con un algodón, de forma ascendente para ayudar a la circulación en el rostro, y así la piel estará lista para absorver los ingredientes de los productos humectantes”, dice Koh.

Para las asiáticas todo radica en cómo aplican sus cremas. Los masajes faciales estimulan el sistema linfático, eliminan toxinas y ayudan a la circulación haciendo que la piel se reafirme y desinflame. A la hora de aplicar sus cremas, comienzan desde el mentón y continúan hacia arriba. En lugar de frotar, dan palmadas para estimular la circulación y maximizar la absorción.

Las asiáticas prestan mucha atención al lavado de la piel y a la forma cómo aplican sus cremas./Shutterstock

La protección solar es sagrada

“El bloqueador solar es el paso más importante de todo el régimen”, asegura Eva Lee.

Todo el año, bien sea en invierno o verano, las asiáticas evitan el sol a toda costa. El look bronceado, tan popular otros lados del mundo, no tiene muchas seguidoras entre las coreanas o japonesas.

“Cuando vengo a Estados Unidos, en Nueva York o Los Angeles, uso una sombrilla y la gente se me queda viendo y hasta se burlan. Pero en 10 años, ¿quién va a tener la última risa?, comenta Koh sobre la costumbre de protegerse muy bien del sol.

Para evitar dañarse el maquillaje al reaplicarse el protector solar cada dos horas, como recomiendan los dermatólogos, la maquilladora prefiere productos como la BB cushion de Laneige, que ofrece protección 50 SPF mientras aporta color al rostro.

El agua de arroz
Una receta que ha pasado de generación en generación y aún se conserva, es el uso del agua de arroz. Considerado el secreto de las geishas, las mujeres asiáticas la usan como parte de su rutina de limpieza, ya que tiene propiedades astringentes ideales para controlar la grasa, además de que sirve para limpiar, hidratar y humectra la piel.

“El agua con la que se limpia el arroz que comemos a diario, la enfriamos y luego la usamos para darnos un masaje en el rostro. Es muy buena para mantener el brillo de la piel y el tono natural”, explica Lee.

Receta del agua de arroz:
•Vierte una taza en un plato hondo
•Agrega agua fría hasta tapar el arroz
•Deja reposar por 20 minutos
•Cuela y refrigera
•Úsala como tónico después de la limpieza

Mascarillas y sueros

Luego de una buena limpieza, y de aplicar las cremas humectantes de acuerdo a las necesidades de cada piel, las mascarillas son sus mejores aliadas. Las que tienen forma de máscara completa se han hecho muy populares en Asia, con ingredientes activos como la vitamina C o el té verde.

“A mi me gusta la water sleeping mask de Laneige, porque te la aplicas al final de tu rutina y no tienes que esperar 20 minutos para que actúe. Duermes con ella y te la retiras en la mañana”, recomienda Lee.

Otros trucos

Lee y Koh compartieron  otros truquitos:

  • Colocar crema para los ojos alrededor de los labios y en el entrecejo. “La piel de esas zonas es más delicada”.
  • Dormir con almohadas planas. “Para no doblar la cabeza y así evitar las arrugas en el cuello”. Se puede en lugar de la almohada doblar una toalla y colocarla debajo del cuello.
  • Luego de limpiar la cara con agua tibia, terminar con agua bien fría. “Para cerrar los poros”.
  • Usar agua de té verde fría para el último lavado del rostro.

Pero sobre todo, las maquilladoras recomiendan tener constancia con la rutina de belleza, para poder obtener los resultados deseados.

“En Corea somos obesionadas con seguir la rutina paso a paso, sin dejar pasar ninguno de ellos”, concluye Lee.