Miércoles 18 de Octubre 2017

Implante logra “despertar” a un hombre que llevaba 15 años en estado vegetativo

La recuperación después de estar 12 meses en estado vegetativo es extremadamente difícil, pero un equipo médico en Francia logró restaurar la consciencia con una terapia experimental en un paciente que lleva años sin responder a ningún estímulo
Implante logra “despertar” a un hombre que llevaba 15 años en estado vegetativo
Estos dos escáneres muestran la actividad cerebral del paciente en estado vegetativo antes (izquierda) y después (derecha) del tratamiento.

Un hombre que llevaba 15 años en estado vegetativo logró tener cierto grado de conciencia después de recibir una terapia experimental de estimulación nerviosa.

El equipo médico que lo trató en Lyon, Francia, le puso en el pecho un implante que estimuló su nervio vago, que se extiende desde el bulbo raquídeo, en la parte superior de la médula espinal, a las cavidades del tórax y el abdomen, conectando el cerebro con muchos órganos como el corazón, el estómago, el páncreas y el hígado.

Este nervio ayuda a controlar funciones automáticas o subconscientes, como el estado de alerta y de insomnio.

El paciente, de 35 años, tuvo un accidente de coche hace 15 años que le causó graves daños cerebrales y lo dejó en un estado vegetativo. Se considera que la recuperación después de estar 12 meses en esa condición es extremadamente difícil.

Pero en cuestión de un mes de tratamiento con esta terapia, demostró que podía responder a instrucciones básicas como girar la cabeza o seguir un objeto con los ojos.

El equipo también registró otro ejemplo de “consciencia”: cuando un doctor acercó de repente su cara a la del paciente, éste reaccionó abriendo más los ojos, como con sorpresa.

Además, la madre del paciente notó que había mejorado su capacidad para estar despierto escuchando a su terapeuta leyendo un libro. Y los escáneres cerebrales que le hicieron los expertos reflejaron esa mejoría, según el estudio que recoge los detalles del caso, publicado en la revista científica Current Biology.

Esperanza y cautela

Los médicos involucrados en el tratamiento creen que los resultados son muy emocionantes, aunque necesitan ser repetidos en más pacientes.

Por otro lado, la estimulación del nervio vago (VNS por sus siglas en inglés) puede no ser tan eficaz en individuos que tengan distintos tipos de daños cerebrales.

Pero Angela Sirigu, del Instituto de Ciencias Cognitivas Marc Jeannerod, en Lyon, dijo que había escogido deliberadamente a este paciente particularmente difícil para probar el tratamiento.

La plasticidad del cerebro y la reparación cerebral son todavía posibles, incluso cuando las esperanzas parecen haber desaparecido”, dijo Sirigu.

“Después de este caso, deberíamos considerar hacer pruebas en grandes cantidades e pacientes”.

“Este tratamiento puede ser importante para pacientes con una consciencia mínima, les puede dar más probabilidades de comunicarse con el mundo exterior”, añadió.

Pero otros especialistas externos al caso se mostraron más cautelosos.

“Esa puede ser una vía interesante, pero yo sería cauteloso con estos resultados hasta que se puedan reproducir con más pacientes”, le dijo a la BBC el doctor Vladimir Litvack, del Wellcome Centre for Human Neuroimaging , del Instituto de Neurología de la universidad University College London.

“Es díficil saber con base a un único caso cual es la probabilidad de que este tratamiento funcione en la población general de pacientes”.

¿Qué es el estado vegetativo?

Cuando una persona está en estado vegetativo está despierta pero sin dar signo alguno de tener conciencia . Pueden abrir los ojos, despertarse y dormir en intervalos regulares y tener reflejos básicos.

También pueden respirar sin asistencia mecánica, pero no pueden moverse ni responder significativamente a un estímulo exterior, por ejemplo seguir un objeto con la mirada o reaccionar a una voz.

Tampoco muestran signos de experimentar emociones.

Se considera que un estado vegetativo es continuado o persistente cuando se mantiene durante más de cuatro semanas.

Se define como un estado permanente si dura más de seis meses y está causado por una lesión cerebral sin traumatismo, como una hemorragia o un derrame, o cuando dura más de 12 meses y es resultado de un traumatismo, como un golpe en la cabeza.

Una vez que una persona entra en un estado vegetativo permanente, se considera que la recuperación es extremadamente difícil, aunque no imposible.