Sábado 16 de Diciembre 2017

Guía para criar hijos activos y responsables

Experto ofrece ideas sobre los quehaceres a asignar a los niños y adolescentes de acuerdo con su edad

Guía de Regalos

Guía para criar hijos activos y responsables
Para inculcarles la responsabilidad y el valor del trabajo y la remuneración, a los niños se les deben asignar algunos de los quehaceres del hogar de acuerdo con su edad.

Enseñarle a los hijos la dinámica del trabajo para que empiecen a ser responsables desde temprana edad forma parte de la buena crianza. Esto sembrará en ellos los pilares para que sean en el futuro individuos activos, productivos y económicamente autoeficientes.

El conocido consejero y planificador financiero Gregg Murset, creador de las populares  aplicaciones cibernéticas BusyKid y My Job Chart, explica que el proceso de la enseñanza apreciativa hacia el trabajo empieza con asignarles  quehaceres del hogar.

“El participar en las tareas domésticas, con la asignación de actividades que pueden ejecutar de acuerdo con su edad, los hará personas sensibles al valor del esfuerzo personal en pro de la estructura familiar”, especifica Murset, basado en Phoenix, Arizona.

A la vez que el menor aprende el valor del esfuerzo personal, también aprende sobre el valor del compromiso, el cumplimiento de sus deberes a tiempo y hasta sobre el valor de la obtención de una remuneración económica, cuando se le compensa con cierta  cantidad de dinero, que puede ser parte del que recibe semanalmente.

Fuera de esto, Murset asegura que la asignación temprana de tareas del hogar contribuye al desarrollo humano integral del menor; así como a mantenerlo activo  físicamente,  evitando así que pase gran parte del día inactivo, sentado frente a la pantalla de algún aparato electrónico.

De acuerdo a la edad

Para aquellos padres que no saben qué responsabilidad asignarle a sus hijos de acuerdo con su edad, Murset ofrece estas sugerencias:

Menores de 5 años. Las asignaciones deben basarse en recoger sus juguetes y colocarlos en su lugar a la vez que cantan o bailan, ya que la actividad debe ser divertida. Incluso, los expertos en desarrollo infantil aseguran que el menor debe comenzar está actividad, con la ayuda de sus padres, desde sus primeros años de vida.

De 6 a 7 años. A esta edad, los menores están listos para que se les asigne la  responsabilidad de doblar y guardar su ropa en el ropero, mantener todo recogido en su habitación, darle los alimentos a las mascotas y limpiar el polvo de los muebles bajos sin adornos delicados.

En la edad de los 6 y 7 años, los menores pueden tener como responsabilidad permanente el limpiar el polvo de los muebles bajos./Shutterstcok

De 8 a 9 años.  A esta edad, los menores están más altos y fuertes para realizar las actividades domésticas como colgar la ropa en los roperos; tender su cama; limpiar la mesa del comedor, los mesones y gabinetes de la cocina y las superficies de los electrodomésticos.

De 9 a 10 años. Los niños de este grupo están listos para un poco más de responsabilidad. Pueden encargarse de tareas como alimentar los peces, regar las plantas, alistar la mesa, barrer, recoger la basura de todos los basureros de la casa y separar de ella las botellas y otro artículos que se pueden reciclar.

Los menores de 9 y 10 años están aptos para encargarse de recoger y arrojar la basura y barrer./Shutterstock

De 11 a 12 años.  Al alcanzar los grados de la secundaria, los menores desean tener más libertad y, es exactamente en esa edad cuando, como padres, se les debe enseñar que más libertad significa más responsabilidad en los quehaceres del hogar y sus deberes escolares.

“A los 11 y 12 años, los menores están listos para ayudar a preparar los alimentos para todos los integrantes de la familia, al igual que para preparar meriendas o sándwiches que van a consumir durante un entrenamiento deportivo o paseo con amigos o familia. También pueden hacerse cargo de limpiar el polvo, aspirar, lavar los platos, recoger los excrementos del perro o limpiar la caja de arena del gato”, detalla Murset.

De 11 a 12 años los menores pueden encargarse de lavar los platos./Shutterstock

De 13 a 14 años. A estas alturas, “los chicos deben de contribuir con las tareas domésticas del hogar y están aptos para abordar trabajos más laboriosos como cortar el césped, lavar las ventanas y pisos, limpiar el garaje y cargar y descargar el lavaplatos”.

Y como a esta edad los adolescentes son todos unos magos para zafarse de sus obligaciones en casa, el experto dice que en lugar de colocar sus asignaciones en la lista de tareas pendientes para realizar, algo que nunca cumplirán, se deben ubicar en la lista de sus obligaciones a una fecha fija (que ellos mismos determinen) para tener el trabajo terminado.

Mayores de 15 años. A esta edad, los hijos se están acercando rápidamente a su etapa de independencia, así que sus tareas domésticas deben centrarse ahora más hacia aquellas que les desarrollan las habilidades que necesitarán para su diario vivir.

“Ellos pueden, y deben, lavar su ropa, cocinar sus alimentos, sacar la basura y separar de ella los artículos reciclables, limpiar cualquier área de la casa… Es decir, que pueden realizar cualquier quehacer que muy pronto estará sobre sus hombros al vivir en un ‘dorm’ universitario o un apartamento compartido con otros estudiantes”, dice Murset.

A esta edad también es importante asignarles una responsabilidad financiera. Como por ejemplo, dejarlos que hagan las compras del mercado familiar para que aprendan cómo manejar un presupuesto determinado de gastos y cómo aprovechar las rebajas y cupones que conducen al ahorro.

“Y si desea tener el derecho de usar el auto de papá o mamá, esto significará que tendrá que encargarse de lavarlo, aspirarlo y encerarlo”, concluye el experto.

El privilegio de usar el auto de papá o mamá puede significar para el adolescente su responsabilidad de lavarlo, aspirarlo y encerarlo./Shutterstock