Miércoles 13 de Diciembre 2017

Ya no te quedarán ganas de volver a soplar las velas del pastel

Aunque sea una tradición divertida, por salud no es nada recomendable

Guía de Regalos

Ya no te quedarán ganas de volver a soplar las velas del pastel
Soplar las velas del pastel es poco higiénico.

Una de las tradiciones que se lleva a cabo al pie de la letra en todo el mundo cuando alguien celebra su cumpleaños es que el festejado apague con un soplido las velas que adornan el pastel.

Aunque para algunos este ritual es sumamente especial y divertido, en realidad por tu bien y el de tus invitados quizá sea mejor que para tu próxima fiesta lo omitas por completo.

Un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos, encontró que soplar las velas del pastel resulta altamente perjudicial para la salud, debido a que en la tarta se ven multiplicado hasta catorce veces la cantidad de bacterias que ha en él.

La investigación descubrió que el número de microorganismos se incrementa hasta en un 1,400% más que si el cumpleañero hubiera pedido su deseo de otra manera. Aunque es una acción poco higiénica, en realidad no hay registro de que alguien hubiera puesto en riesgo su vida por consumir la rebanada de un pastel “contaminado”, pues la mayoría de las bacterias no son perjudiciales en personas que se encuentran en perfecto estado de salud.

A esto habría que agregarle que por el número de invitados en una fiesta, la cantidad de microorganismos en el lugar aumenta considerablemente.