Domingo 20 de Agosto 2017

¡Cuidado! No te excedas en el consumo del vinagre de manzana

La fórmula de moda para bajar de peso puede ser contraproducente
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
¡Cuidado! No te excedas en el consumo del vinagre de manzana
El vinagre de manzana puede ser contraproducente.

Últimamente anda muy de moda el vinagre de sidra de manzana. En el año 2009 en Japón se llevó a cabo un estudio de los beneficios de este líquido para perder peso. Sí, funciona, pero como todo, los excesos no son buenos.

Según el estudio realizado en el que participaron 175 personas, la mitad de ella utilizaron el vinagre de sidra de manzana disuelto en agua, mientras la otra mitad bebió solo agua. Los resultados en cuanto a peso fueron beneficiosos para las que hicieron la mezcla. Puedes intentarlo pero, ¡cuidado, no te excedas!

El vinagre, sin importar su tipo o combinación, es un ácido. Tu cuerpo necesita niveles limitados o específicos de los diferentes alimentos que consumen en el día. Como parte de tu dieta es natural que consumas ácidos, pero cuando aumentas los niveles por aderezos como el vinagre, puede que tu cuerpo no reaccione del todo bien.

perder peso

Si sufres de úlceras estomacales te servirá imaginar lo siguiente, porque es lo que pasa en tu tracto digestivo. Las úlceras son heridas, parecen quemaduras, cuando están ubicadas en tu estómago curarlas es un poco más difícil. La humedad no es un factor que normalmente ayude a cicatrizar, nuestro estómago tiene un ambiente de humedad.

Imagina una quemadura en tu mano que está sensible, si le pones una gota de vinagre (así sea disuelta en agua), te va a molestar. Lo mismo pasa con tu estómago, el vinagre puede irritar si tienes problemas previos.

El exceso de ácidos en tu cuerpo hace que los jugos gástricos aumenten, lo que en determinado momento te puede causar el detestable “reflujo“. Por otra parte, cuando estos niveles suben de forma significativa, pueden afectar el esmalte de tus dientes, por lo que en ocasiones puedes sentir que se destemplan, debitándolos y quizá causando daños a largo plazo.

Por eso, si quieres utilizar la “formula mágica para perder peso”, analiza primero si tu cuerpo lo soporta. De decidir hacerlo, haz pausas, no te excedas en los niveles de vinagre ni lo conviertas en una costumbre del día a día.

Para comenzar puedes hacer intervalos de un día. Un día sí y un día no.

Recuerda que el peso no es sano perderlo de la noche a la mañana. De la misma forma que toma tiempo ganarlo, toma tiempo perderlo. No es cierto que nos engordemos en un día, los cambios los notamos después de lapsos de tiempo.

Es importante sentirte bien y eso implica sentirse sana.

El bienestar no está solamente en la belleza, está en la salud que posees.