Miércoles 22 de Noviembre 2017

Niña infectada con VIH no presenta rastro del virus a pesar de estar varios años sin tratamiento

Una menor de Sudáfrica fue tratada únicamente en sus primeros 40 días contra el virus. Han pasado 9 años y no hay rastro de él en su organismo
Niña infectada con VIH no presenta rastro del virus a pesar de estar varios años sin tratamiento

Una niña sudafricana de nueve años infectada con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) desde su nacimiento ha vivido los últimos ocho sin medicación ni rastros de la infección, tras haber sido tratada solamente durante sus primeros meses de vida, según un estudio presentado hoy en París.

Los investigadores del Instituto Nacional estadounidense de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) presentaron este caso prometedor en la IX edición de la conferencia de investigación sobre el VIH, organizada por la Sociedad Internacional contra el Sida (IAS).

En condiciones normales, los seropositivos deben medicarse toda su vida para mantener a raya el virus, pero esta niña ha sorprendido a los expertos al poseer una carga viral indetectable sin la ayuda de tratamiento.

Se trata del primer menor en controlar el virus durante un periodo prolongado sin terapia en África, señalaron los científicos, y el tercero a nivel mundial.

La niña, que permaneció en todo momento bajo supervisión, comenzó a ser medicada cuando contaba con tan solo nueve semanas de vida y dejó de recibir el tratamiento tras 40 semanas, cuando la carga viral había pasado a ser indetectable.

“Este caso podría ayudarnos a comprender cómo el sistema inmunológico controla el VIH y guiar futuras investigaciones sobre la interrupción temprana de la medicación”, afirma el estudio, que advierte de que la niña no está curada porque hoy en día es imposible eliminar el virus en el cuerpo de los portadores.

En 2015, el Instituto Pasteur de Francia anunció que una adolescente, seropositiva desde su nacimiento, dejó de tomar medicamentos cuando tenía seis y había pasado los últimos 12 sin tratamiento ni rastros de la infección.

Un caso similar con un niño infectado con VIH y tratado tempranamente fue descrito en Estados Unidos (el llamado “bebé Misisipi”), pero la remisión solo duro 27 meses tras el cese de la terapia.

El virus ha cobrado 36 millones de vidas desde que fue detectado en 1981, y en la actualidad el 53% de los portadores del VIH tiene acceso a medicamentos antirretrovirales, según los datos presentados la semana pasada por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS).