Miércoles 22 de Noviembre 2017

“La letra con sangre entra”, el modelo educativo de escuelas en Texas que causa controversia

Niños entre 4 y 18 años serán golpeados con palas de madera si no acatan las reglas del salón y las órdenes de los profesores
“La letra con sangre entra”, el modelo educativo de escuelas en Texas que causa controversia
Con palas de madera educarán a niños en Texas.

Aunque pareciera una práctica del siglo pasado, en donde padres y maestros educaban e instruían a los niños a base de golpes, lo cierto es que esta técnica continúa vigente en pleno siglo XXI. 

Para muestra de ello es la información dada por tres escuelas ubicadas en el distrito Three Rivers, en Texas, Estados Unidos, en donde a los profesores se les dotará de paletas de madera, con las cuales, podrán darles golpes a los estudiantes desobedientes, los cuales tienen entre cuatro y 18 años.

No seguir las reglas dentro del salón y no obedecer a los profesores serán algunas de las faltas que serán “corregidas” por los maestros con el uso de este instrumento.

Dicha propuesta fue realizada por el coordinador de una de estas escuelas en donde se imparte educación primaria llamado Andrew Amparo, quien espera que las palas de madera se conviertan más en un elemento de disuación que el único vehículo para poder educar a los alumnos.

Antes de que los padres inscriban a uno de estos colegios a sus hijos, serán informados respecto a la política del uso del castigo corporal. Los padres serán libres de decidir si quieren o no que se aplique este tipo de correctivos a sus hijos.

Solo el director y los encargados de vigilar la conducta de los alumnos serán quienes puedan utilizar la paleta de madera.

“Si reduce el número de referencias disciplinarias, entonces eso es algo bueno”, comentó en entrevista, Mary Springs, superintendente de una de estas escuelas en donde aplicarán el riguroso método.

El año pasado, el exsecretario de Educación de EEUU, John B. King Jr., solicitó que se prohibiera el castigo corporal en las escuelas, pues de acuerdo a una investigación, cerca de 110,000 estudiantes lo sufrían, algo que King calificó de aberrante, ya que con ello, “los estudiantes se vuelven más agresivos y desafiantes”. Hasta el momento, la actual titular de esta secretaría, Betsy DeVos, no se ha pronunciado respecto a este caso.

Son 15 estados en el país, la mayoría en el sur, en donde está permitido el castigo corporal en las escuelas; 28 estados y el distrito de Columbia lo prohíben, mientras que en siete no hay postura a favor o en contra del método.