Miércoles 13 de Diciembre 2017

Equipo de niñas afganas compite en concurso de robótica en EEUU gracias a Trump

El presidente habría solicitado personalmente que las estudiantes se saltaran el sistema de visas

Guía de Regalos

Equipo de niñas afganas compite en concurso de robótica en EEUU gracias a Trump
Las estudiantes afganas ya están participando en el concurso de robótica.

Tremenda pesadilla la que vivió un grupo de seis niñas estudiantes de origen Afgano para poder participar en un concurso internacional de robótica celebrado esta semana en Washington, Estados Unidos, luego de vivir un tortuoso trámite para poder obtener visas que les permitieran el ingreso al país.

Las seis chicas, todas estudiantes de secundaria, y su maestra, arribaron el pasado sábado al territorio estadounidense para así poder presentar ante 150 países que concursan en el FIRST Global Challenge, un robot que crearon en clases y que es capaz de reconocer los colores azul y naranja, además de ordenar pelotas.

Meses atrás, parecía que sería imposible que las jóvenes participaran en el certamen, ya que su trámite de visa fue rechazada dos veces; sin embargo, una intervención realizada por el presidente Donald Trump la semana pasada permitió que las adolescentes realizaran el viaje desde Herat, Afgansitán, hasta Washington.

“Hace 17 años, esto no hubiera sido posible. Ellas representan nuestras aspiraciones y resistencia, pese a que han crecido en medio de un conflicto perpetuo. Estas chicas probarán al mundo y al país que nada evitará que seamos un integrante activo y del mismo nivel de la comunidad internacional”, comentó Hamdullah Mohib, el embajador afgano en EEUU.

Este caso llamó la atención no solo de EEUU sino del mundo entero, ya que abrió un debate respecto a lo realizado durante el gobierno de Trump para limitar el ingreso al país, sobre todo de personas provenientes de países musulmanes.

Afganistán no se encuentra en la lista de naciones con ingreso temporal restringido, pero Trump, personalmente intervino en este caso para que las estudiantes afganas pudieran concursar, echando mano de un mecanismo extraño que les permitió saltar el sistema de visas, las cuales, de manera extraoficial, les fueron negadas, pues se pensó que muy probablemente las chicas no volverían a su país.