Miércoles 20 de Septiembre 2017

Cuatro razones para tener un perro

¿Por qué querríamos embarcarnos en semejante tarea con tantas responsabilidades?
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Cuatro razones para tener un perro
Tendrás la seguridad de que tu perro estará para ti en las buenas y en las malas, sin juzgarte, solo acompañándote para darte amor./Shutterstock

Todos sabemos que tener un perro implica mucha responsabilidad. Debemos estar pendientes de alimentarlos, llevarlos al veterinario, mantenerlos limpios y sin enfermedades, recoger sus desechos físicos, pasearlos, y darles atención. Entonces, ¿por qué querríamos embarcarnos en semejante tarea?

En este artículo te ofrezco cuatro poderosas razones para llevar un perro a tu casa y convertirlo en parte de tu familia:

Porque mejoran nuestra salud. Se ha determinado a través de muchos estudios que tener un perro ayuda a bajar la presión arterial, al pasearlos promueven la pérdida de peso y a su vez nos mantiene activos. Igualmente podemos aprender de ellos cómo relajarnos, estirarnos, y mantener un estado de la mente Zen.

Porque son amigos fieles. Si quieres saber lo que es realmente una amistad leal, ten un perro. Tendrás la seguridad de que él estará para ti en las buenas y en las malas, sin juzgarte, solo acompañándote para darte alivio. En realidad a los perros no les importa si su dueño es alto o bajo, flaco o gordo, bonito o feo; ellos te serán fieles y te amarán incondicionalmente de cualquier manera.

Porque ayudan al desarrollo de los niños. Si tienes niños pequeños, adquirir un perro puede beneficiarlos de muchas maneras. Refuerzan su sistema inmunológico (los niños que se relacionan desde pequeños con animales se enferman menos), aumentan su habilidad de relacionarse socialmente, y si están directamente encargados de atenderlos, también incrementa su sentido de responsabilidad y de amor hacia la naturaleza.

Porque nos hacen más felices. Un perro te hará reír con sus ocurrencias y travesuras, te proporcionará alivio de las presiones cotidianas, te dará mejor calidad de vida y te recibirá cuando llegues a tu casa con alegría por verte de nuevo. Se ha demostrado también que tan solo con acariciar a  tu mascota, aumenta la liberación endorfinas que te hacen sentir plena, satisfecha y feliz.

Un último consejo: Haz una investigación sobre qué raza de perro, tamaño y personalidad se adapta mejor a tu familia, tamaño del hogar y estilo de vida.

Si quieres adquirir un perro, hay miles de ellos en refugios esperando ansiosamente ser adoptados por una familia amorosa ¡Así que no compres, adopta!

@PosadaLifeCoach