Miércoles 18 de Octubre 2017

Los daños que el celular le hace a tu cerebro, incluso apagado

Investigadores de la Universidad de Texas llevaron a cabo un experimento en donde se comprobaron los problemas "colaterales" que deja el tener un teléfono móvil tan al alcance
Los daños que el celular le hace a tu cerebro, incluso apagado
Tan solo tener cerca el celular, genera problemas mentales.

Todos los médicos y especialistas en neurología aseguran que el cerebro no puede llevar a cabo dos actividades al mismo tiempo, y mucho más aún cuando ambas requieren de nuestra total y absoluta concentración, ya que este no puede trabajar algo de forma automática. Así que aunque hagamos dos cosas a la vez, lo cierto es que una tiene toda tu atención.

Tomando en cuenta esto, un grupo de investigadores de la escuela de negocios de la Universidad de Texas llevó a cabo un estudio con el cual comprobaron que tan solo la presencia del teléfono móvil, a pesar de que esté apagado, puede reducir considerablemente nuestra capacidad de concentración.

La investigación se realizó haciéndoles diversas pruebas a cerca de 800 personas que poseen un smartphone, a quienes les pidieron realizar un examen en una computadora que requería su atención, ya que mediría la habilidad de su cerebro de retener y procesar datos en cualquier momento.

Antes de iniciar el examen, se les pidió a todos que pusieran sus teléfonos en silencio y que lo pusieran sobre su mesa, pero boca abajo, o guardarlos en su bolsa, mochila o incluso, en otra de las habitaciones.

En los resultados de la prueba, increíblemente quienes obtuvieron una mejor calificación fueron aquellos que dejaron su móvil en el otro cuarto, lo cual hace que concluyan que la sola presencia de este aparato reduce la capacidad cognitiva disponible a pesar de que la gente crea que están totalmente volcados y concentrados en una tarea específica.

“Tu mente consciente no está pensando en tu smartphone, pero ese proceso, el que te hace no pensar en algo, usa algo de tus limitados recursos cognitivos. Es como un pequeño desangrado cerebral”, indicó Adrian Ward, el director de la investigación.

También, se observó que los participantes eran más dependientes de sus teléfonos son quienes sacaron las peores calificaciones en las pruebas, pues ya que tan solo tenerlo a la vista o al alcance, genera desconcentración.