Viernes 28 de Julio 2017

Cómo aliviar el dolor de la espalda baja

Si no te sientes mejor después de 4 semanas, consulta con un médico ya que podría tratarse de otra afección, como osteoporosis
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Cómo aliviar el dolor de la espalda baja
El dolor de espalda suele curarse solo en 4 semanas.

El dolor de espalda puede surgir por una lesión, como un desgarre muscular por levantar un objeto pesado. O bien, puede ser causado por el desgarre o la ruptura de las articulaciones, discos y ligamentos que sostienen a la columna vertebral en su lugar.

El dolor crónico de espalda surge, a menudo, en los discos que se han degenerado. Esto puede producir discos “dislocados” (o herniados) que pueden abultarse y presionar los nervios. Algunas veces los discos dislocados hacen que las vértebras, que normalmente se sostienen en su lugar por medio de los discos, se deslicen una sobre otra, irritando también los nervios. La Osteoporosis  (una afección que produce huesos débiles y quebradizos) puede ocasionar fracturas de compresión que también pueden producir dolor de la espalda baja. Aproximadamente 80% de los adultos sufren de dolor de la espalda baja en algún momento de su vida, y esto afecta más a las mujeres.

Prueba primero con estas opciones

Cualquier tipo de movimiento de bajo impacto, por ejemplo: caminata, natación o yoga, podría ser útil. Eso puede disminuir el dolor y acelerar la recuperación, según el grupo de investigación independiente Cochrane Library, la que realizó un amplio análisis en 61 estudios de dolor de espalda. Si deseas obtener más alivio,  un NSAID analgésico como el ibuprofeno (Advil o genérico) o naproxeno (Aleve o genérico) podría ser de utilidad.

Si eso no funciona

Ten paciencia. La mayoría de los casos de dolor de espalda baja se alivia por sí solo en unas 4 semanas. Si tu espalda no mejora, consulta con un médico. El dolor puede ser síntoma de una afección subyacente, como artritis, fibromialgia u osteoporosis. Si este no es el caso, tu médico podría recomendarte un tratamiento práctico para aliviar el dolor de espalda, como terapia quiropráctica, masajes o fisioterapia.

Ve a la sala de emergencias

Si sientes debilidad o incontinencia urinaria o intestinal repentina, o si el dolor es tan intenso que no puedes manejar ni subir las escaleras. Busca atención de inmediato para este dolor de espalda si tienes una lesión de espalda anterior o si sufriste una caída fuerte o si tuviste cáncer.

Nunca hagas esto

Debes evitar el reposo en cama; esto puede prolongar el tiempo de recuperación. Evita utilizar cinturones de protección para la espalda, parches, bálsamos y cremas, como Bengay o Icy Hot, como una forma de aliviar el dolor de espalda, no se ha demostrado que ayuden. Solo considera una cirugía de espalda  si el dolor está relacionado claramente con una hernia en un disco o con estenosis espinal (estrechamiento de la columna vertebral) que no ha mejorado con ningún otro tratamiento después de varios meses.

Prevenir es lo primero

Haz ejercicios para fortalecer los músculos del torso que sostienen la columna vertebral, y los músculos abdominales, de la espalda y de la cadera. Evita hacer ejercicios que puedan causarte estiramiento en la espalda hasta un punto en el que te sientas incómodo. Cuando levantes un objeto pesado, dobla las rodillas, y mientras lo sostienes, mántenlo cerca de tu cuerpo con las rodillas ligeramente dobladas. Practica una buena postura: No te encorves al sentarte, usa los músculos de los hombros y del abdomen para mantener la columna vertebral en una posición neutra.

Las personas con dolor de espalda algunas veces también sufren de depresión. Al tratar la depresión se puede disminuir el dolor ya que los mismos mensajeros químicos del cerebro influyen en el ánimo y en la forma en que se percibe el dolor. El antidepresivo duloxetina (Cymbalta o genérico) está aprobado por la FDA para tratar el dolor crónico de la espalda baja. Una advertencia: Este medicamento puede ocasionar efectos secundarios poco frecuentes, pero graves, que incluyen disminución de la presión arterial (que puede provocar mareos o caídas) y riesgo de insuficiencia hepática.

Nota del editor: La elaboración de este artículo y de los materiales relacionados es posible gracias al subsidio del programa Attorney General Consumer and Prescriber Education Grant del estado, que es financiado por el acuerdo multiestatal de reclamos de fraude de los consumidores en relación con la comercialización del medicamento de venta con receta Neurontin (gabapentina).

Este artículo también apareció en la edición de junio de 2016 de la revista Consumer Reports.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2017, Consumer Reports, Inc.