Lunes 11 de Diciembre 2017

Qué ese picnic o parrillada no te mande al hospital

Medidas de seguridad para preparar y consumir alimentos al aire libre

Guía de Regalos

Qué ese picnic o parrillada no te mande al hospital
El único modo de asegurarse de que el consumo de carne, aves, huevos, pescados y mariscos será seguro sin importar el método culinario es usar un termómetro./Shutterstock

Ya está aquí la estación de los picnics, las parrilladas y otras fiestas al aire libre, pero cocinar afuera en los días de clima cálido presenta un reto para el mantenimiento de los alimentos ya que las bacterias  se multiplican más rápido a temperaturas entre 40°F a 140°F (4.4 a 60°C).

De manera que el calor del verano hace que sea especialmente importante tomar medidas básicas de seguridad para la preparación de las comidas.

“Afortunadamente, hay muchas medidas que pueden tomar los consumidores para evitar que su familia y sus amigos se enfermen”, dice la doctora Marjorie Davidson, Ph.D., jefe del equipo educativo del Centro para la Seguridad de los Alimentos y Nutrición Aplicada de la FDA.

Precauciones para evitar la intoxicación alimentaria

Antes de la hora del picnic

  • Descongele la carne, las aves y los mariscos en la refrigeradora o sumergiendo bolsas selladas en agua fría. También se pueden descongelar en el microondas, pero únicamente si el alimento será asado inmediatamente después.
  • Asegúrese de mantener bien cerrados los paquetes de carnes rojas, de aves y de pescado. Así evitará que sus jugos contaminen alimentos preparados/cocidos o alimentos que se comen crudos, tales como frutas y vegetales.
  • Si marina el alimento en adobo, utilice la refrigeradora para hacerlo.
  • Nunca reutilice el adobo que estuvo en contacto con alimentos crudos a menos que lo hierva primero o haya apartado parte del adobo antes de adobar el alimento para preparar salsa más tarde.
  • Lave completamente todos los alimentos frescos antes de comerlos, incluso si planea pelarlos. Las frutas y verduras cortadas y peladas se deberían refrigerar o conservar con hielo para mantener la calidad y seguridad.
  • Si el lugar de su picnic no ofrece acceso a agua limpia, llévese botellas o toallas mojadas para limpiar las superficies y las manos.
  • ¡No se olvide de incluir un termómetro de alimentos! El color y la textura no son indicadores de seguridad confiables. El único modo de asegurarse de que el consumo de carne, aves, huevos, pescados y mariscos será seguro sin importar el método culinario es usar un termómetro para
    alimentos. Estos productos deben alcanzar la temperatura interna mínima segura para destruir cualquier bacteria dañina.
Cocine la carne, las aves y los mariscos hasta que alcancen las temperaturas correctas. Utilice un termómetro de alimentos para estar seguro./Shutterstock

Cuando prepare la hielera

  • Coloque el alimento de la refrigeradora directamente en una hielera aislada inmediatamente antes de salir de la casa y utilice bastante hielo o bolsas de hielo para mantenerlo a 40 °F o menos.
  • Coloque las carnes, aves y mariscos crudos en una hielera separada si es posible, o envuélvelos bien y colóquelos en el fondo de la hielera donde los jugos no pueden gotear sobre otros alimentos.
  • Coloque las bebidas en una hielera separada. Esto permitirá el acceso fácil a las bebidas mientras que las hieleras con alimentos perecederos se mantienen cerradas.
  • Ponga las hieleras en el compartimento de pasajeros del vehículo – es más fresco que el maletero. Una vez que llegue al lugar del picnic, mantenga los alimentos en las hieleras hasta el momento de servirlos (fuera de la luz directa) y evite abrir las tapas lo más posible.

Cuando se prepara la parrillada

  • Lávese las manos. Parece elemental, pero no todos lo hacen. Lave sus manos bien y con frecuencia, con agua y jabón cuando menos por 20 segundos, en especial cuando utiliza el baño y antes de cocinar o de comer. Si se encuentra al aire libre sin un baño, utilice una jarra de agua, algún jabón y toallas de papel. Considere la posibilidad de llevar toallas húmedas desechables para limpiar sus manos.
  • Tenga listos utensilios y platos limpios.
  • Cocine la carne, las aves y los mariscos hasta que alcancen las temperaturas correctas. Utilice un termómetro de alimentos para estar seguro (consulte la tabla de temperaturas mínimas seguras de cocción).
  • No use bandejas ni utensilios por segunda vez. Usar la misma bandeja o los utensilios que anteriormente contuvieron carne cruda permite que las bacterias de los jugos de los alimentos crudos se diseminen hacia los alimentos cocidos. En lugar de eso, tenga una bandeja y utensilios limpios y listos al lado de la parrilla para servir la comida
  • Mantenga calientes las carnes cocidas a 140 °F o más hasta el momento de servirlas y póngalas a un lado de la parrilla para mantenerlas calientes.
  • Cuando saque los alimentos de la parrilla, colóquelos en un plato limpio – nunca use el mismo plato o los mismos utensilios que usa para las carnes, aves y mariscos crudos.

Vigile la hora y la temperatura exterior
No deje que los alimentos calientes o fríos se expongan a la “zona peligrosa” (entre 40 °F y 140 °F) durante más de 2 horas – o 1 hora si la temperatura exterior llega a más de 90 °F. Si sucede, deséchelos.

 

 

Fuente: U.S. Food and Drug Administration