Lunes 22 de Octubre 2018

Un postre que tiembla de frescura

Conoce las variadas formas de prepararla y prueba estas recetas a base de frutas

La gelatina, un postre fresco y ligero al que nadie le dice no, se presta para atenuar los días calurosos. Aunque generalmente se preparan con grenetina, existen recetas con agar agar -sustancia gelatinosa extraída de algas marinas- o con fécula de maíz, que se caracteriza por ser un espesante de alimentos.

De acuerdo con la chef Melania Bravo, la grenetina debe siempre hidratarse previamente con agua fría, después disolverse a baño María o en microondas, de 10 a 30 segundos, y, enseguida, incorporarse con el resto del líquido que va a utilizarse en la elaboración de la gelatina.

En el caso del agar agar, se espolvorea en forma de lluvia sobre el líquido base de la receta, posteriormente se pasa al fuego y se mueve constantemente para evitar que el polvo se pegue, explica Bravo.

La fécula de maíz es recomendable diluirla primero en un poco de agua fría e incorporarla, sin dejar de mover, cuando el líquido base esté a punto de ebullición.
Una vez que se elige alguno de los componentes que darán una textura, la inventiva no tiene límites: pueden combinarse con aguas frescas, jugos, leche, café e infusiones y añadir frutas, nueces o almendras.

“Es importante tener en cuenta que piña, kiwi y cítricos no se mezclan en recetas con grenetina, pues tienen una enzima que impide el proceso de solidificación”, resalta la nutrióloga Thelma Calderón. La opción es utilizarlas en almíbar o pasarlas por alguna técnica de cocción.

Su lado saludable

Además de ser un postre fácil, la gelatina preparada con grenetina es benéfica para la salud, siempre y cuando no se le añada mucha azúcar o ingredientes calóricos.

A los 25 años, el cuerpo disminuye la producción de colágeno, proteína presente en la grenetina y cuyo requerimiento al día es de 10 gramos, por lo que puede consumirse en pequeñas cucharadas disueltas en agua o en forma de gelatina.

“Aproximadamente, 30 por ciento de nuestro cuerpo está formado de este componente, presente en uñas, piel, cabello, huesos y cartílagos”, indica la experta.
“Recomiendo evitar las gelatinas artificiales de sobrecito, ya que, aunque contienen grenetina, traen muchos químicos, conservadores y colorantes. Lo ideal es comprarla natural por kilo y conservarla en un lugar fresco”.

De acuerdo con Calderón, la gelatina ayuda también en la reducción de peso, favorece la digestión, la elasticidad de la piel y la salud de los huesos debido al calcio que contiene. Si se considera su consumo diario, se aconseja hacer recetas ligeras y saludables, tomando en cuenta que las preparaciones dulces y más complejas son en menores cantidades y para ciertas ocasiones.

Para los veganos, el agar agar es una opción para preparar este alimento por sus altos niveles de fibra, además de que es un coadyuvante para disminuir el colesterol.

Las tres alternativas

Agar Agar
2 cucharaditas por 2 tazas de líquido.
Grenetina
Para hidratar: 30 gramos de grenetina en polvo por ½ taza de agua.
Para cuajar: 1 litro de líquido con los 30 gramos de grenetina previamente hidratada y diluida.
Fécula de maíz
1 litro de líquido por 7 cucharadas de fécula de maíz, previamente disuelta en ¾ de taza de agua fría.

Recetas sencillas

La chef y autora del libro “Festín de Sabores”, Laura Landeros, comparte algunas combinaciones para presentar deliciosas gelatinas en eventos especiales.

Gelatina de agua
Basta tener agua fresca delimón o naranja endulzada, calentarla e incorporar la grenetina diluida. Vierte la mezcla en recipientes con trozos de fresas, uvas, manzanas, piña en almíbar e incluso zanahoria rallada.

Gelatina de leche
Recurre a rompope, cajeta o café para saborizar la leche que se mezclará con la grenetina. Combínala con nueces, pasitas o utiliza chocolate amargo rallado para decorar.

Gelatinas con yogur
Licua una parte de yogur, otra de queso crema y una más de azúcar; incorpora la grenetina y, una vez lista, vacíala en un molde con mango o zarzamoras.

 

Un poco más elaboradas

Pudding de naranja

Rinde: 10 porciones

Ingredientes:

2 tazas de agua

2 tazas de jugo de naranja

1 taza de azúcar

1 cucharadita de ralladura de naranja

2/3 de taza de fécula de maíz diluida en ½ taza de agua

Pistachos o almendras picadas

Preparación:
Mezclar en un recipiente agua, jugo de naranja, azúcar y ralladura. Poner a fuego medio y mover hasta disolver el azúcar. Cuando suelte el hervor, agregar la fécula diluida y mover constantemente durante 10 minutos. Verter en recipientes individuales y refrigerar durante 1 hora. Terminar con tropezones de pistaches o almendras.

 

Gelatina vegana de arándanos

Rinde: 10 porciones

Ingredientes:

2 tazas de jugo de arándano

2 cucharaditas de agar agar en polvo*

¼ de taza de azúcar o endulzante natural (opcional)

½ taza de arándanos secos

Preparación:
Poner el jugo, el agar agar y el endulzante en una cacerola. Batir con globo o tenedor y hervir a fuego medio durante 5 minutos. Mover constantemente hasta que el agar agar esté disuelto. Retirar del fuego, mezclar con los arándanos y verter en vasos pequeños. Dejar enfriar 1 hora y refrigerar.

 

Gelatina piña colada

Rinde: 12 porciones

Ingredientes:

1 taza de piña sin cáscara picada finamente

¼ de taza de azúcar

1 litro de jugo de piña

1 taza de leche de coco

5 cucharadas de grenetina

1 taza de agua

Preparación:
Cocina la piña con azúcar durante 4 minutos. Retirar del fuego, agregar jugo y leche de coco, reservar. Hidratar la grenetina con el agua, mezclar y dejar reposar por 15 minutos. Calentar a baño María hasta diluir. Incorporar la mezcla de fruta. Verter la preparación en moldes individuales previamente engrasados. Refrigerar durante 2 horas.