Lunes 23 de Julio 2018

Cómo evitar ser víctima de una asalto sexual

Centro de entrenamiento de defensa personal ofrece consejos para no convertirse en una víctima

La agresión sexual sigue siendo un problema serio y generalizado tanto en Estados Unidos como resto del mundo.

Datos de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) señalan que 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 71 hombres en este país ha experimentado violación sexual en algún momento de sus vidas.

Por otro lado, estadísticas de la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto (RAINN) detallan que el 90%  de las víctimas de este tipo de agresión sexual tiene rostro femenino. Igualmente muestran que las mujeres entre las edades de 16 a 19 años tienen 4 veces más probabilidades que la población general de ser víctimas del asalto sexual o intento de éste.

Los datos de RAINN dejan ver asimismo que las mujeres de entre los 18 a 24 años que cursan estudios universitarios tienen 3 veces más probabilidades que las mujeres en general de experimentar violencia sexual. Y, en general, aproximadamente 4 de cada 5 víctimas conocen a sus agresores.

Estas cifras ponen a pesar, especialmente durante abril que ha sido destinado como el Mes de Concientización sobre el Asalto Sexual. Y, a su vez, emiten un grito de alerta a toda mujer a tomar ciertas acciones preventivas y tomar cursos de defensa personal.

Acciones preventivas

De acuerdo con el centro de entrenamiento de defensa personal y artes marciales Krav Maga Worldwide (KMW), que cuenta con sucursales en la costa Este y Oeste del país y otras partes del mundo, las mujeres deben aprender habilidades de autodefensa “que pueden ayudar a evaluar los peligros ambientales y evitar una situación antes de que suceda”.

“Conocer las técnicas básicas de autodefensa pueden  salvar una vida, no sólo en abril, sino en todos los días”, asegura KMW y ofrece los siguientes consejos que ayudan a mantenerse alerta y a reaccionar ante cualquier tipo de agresión.

1. Tener una mentalidad poderosa. Siempre vale la pena luchar por nuestra propia seguridad, asegura KMW. E insta a toda mujer u hombre a confiar en su intuición para salir de inmediato de un lugar donde no se siente seguro.

Otro aspecto importante en este punto es entender que “los atacantes generalmente no se dirigen a las personas que están en grupos y se muestran familiarizados con su entorno y conscientes de ello, “dispuestos a luchar”.

2. Proyectar el lenguaje corporal correcto. Esto significa que cuando se camina con una expresión corporal confiable, se emite el mensaje de que uno no es un blanco fácil. Y, para una expresión corporal confiable, KMW aconseja caminar con la espalda recta, con la barbilla hacia arriba y las manos fuera de los bolsillos;  con una postura equilibrada y en sentido recto hacia nuestro destino, manteniendo siempre el contacto visual para demostrar que se está consciente de las personas y todo lo que está a nuestro alrededor.

3. Utilizar habilidades verbales asertivas. Dependiendo de la situación, el volumen de la voz puede variar de hablar con firmeza y hasta el claro grito. La manera como se usa el volumen de la voz refuerza el lenguaje corporal confiado y saca a flote nuestra fuerza interna corporal, llamando a la vez la atención de todo espectador.

4. El entrenamiento físico es vital. El aprender las técnicas de defensa personal ayudará a que uno se sienta fortalecido, fuerte y confiado frente a cualquier episodio de agresión, ya que no solo incrementará las habilidades físicas sino también la eficacia de la expresión del lenguaje corporal y verbal.

Cuatro movimientos básicos para aprender

1. Golpe recto

Para el movimiento básico detrás de un golpe recto hay que aprender a girar las caderas y hombros, y extender el brazo como si estuviera llegando a agarrar algo que está justo fuera del alcance delantero de uno. Este movimiento genera la energía para dar el golpe seco con los nudillos del puño en la cara del atacante o cualquier otra parte del cuerpo.

2. Uso de las rodillas

Si el atacante está lo suficientemente cerca como para agarrarte, significa que  puedes defenderte usando las rodillas para golpearlo, por ejemplo, en sus partes íntimas, la ingle o las rodillas, todas las veces que se pueda.

Saber usar las rodillas con fuerza y acierto es una buena defensa en los casos de intento de violación./ Cortesía Krav Maga Worldwide

3. El abrazo del oso

Si te agarran con el llamado abrazo de oso, ya sea desde el frente o desde atrás, la clave para salir de este ataque es empezar a luchar de inmediato, estableciendo tu base y espacio. Es decir que tan pronto como haysa establecido una base sólida se debe comenzar de inmediato a golpear en cualquier lugar vulnerable del cuerpo del atacante.

4. La defensa del estrangulador

Si una persona que intenta estrangularte  ataca por la parte delantera, trasera o lateral KMW explica que debes usar las manos como garfios para golpear al atacante con agresividad, doblarle los pulgares con fuerza hasta quebrarlos y así tratar de escapar.

Para liberarse de una persona que quiere estrangularnos debemos aprender a usar nuestras manos como garfios para doblar sus pulgares hasta quebrarlos y poder escapar./Cortesía Krav Maga Worldwide