Domingo 30 de Abril 2017

Ahorra más de $100 al año con 17 tips de compras

El ahorro constante y significativo está en comprar los víveres de manera inteligente

¿Orgullosa de ser latina?

¡Síguenos en Facebook y recibe los mejores consejos para las mujeres!

Ahorra más de $100 al año con 17 tips de compras

No es un secreto que ir de compras sin mucho presupuesto no es bueno. Además, resulta muy fácil ir a por un par de cosas al supermercado y acabar con la cartera vacía.

Pero la alimentación es una necesidad, no es que tengamos muchas elecciones, y comprar ingredientes frescos para cocinar en casa sigue siendo lo mejor para la salud nutricional y el bolsillo.

En esta oportunidad, tenemos lo que necesitas para gastar lo menos posible. Haz una compra inteligente siguiendo estos 17 trucos para ahorrar dinero:

  1. Mantén en mente tus prioridades. Los supermercados y mini markets, están diseñados de forma que debas recorrer al menos el 50% de estos antes de llegar a los productos que más se venden (como la leche y otros productos agrícolas. Haz una lista y busca directamente lo que en verdad hace falta y no compres nada que no necesites.
  2. Agrega cupones de descuento a tus compras. Muchas personas temen verse como unos avariciosos, pero si están debes usarlos, busca en periódicos o suscríbete a páginas como InboxDolar, que ofrecen cupones gratuitos y analiza las ofertas.
  3. No te dejes llevar por marcas. Puede tengas la costumbre de comprar los mismos cereales, pero las marcas blancas suelen ser más económicas. Lo normal es que utilicen productos de otras empresas con su propia etiqueta, y generalmente están más accesible. Échale un ojo a los ingredientes para asegurarte que estás comprando el mismo producto.
  4. Mira arriba y abajo: los productos más caros están colocados a la altura de los ojos. Todo tiene un motivo, es más fácil simplemente extender la mano frente a ti y tomar los productos más costosos, que agacharte o buscar a alguien para que te alcance uno más económico, pero eso será la diferencia entre una cartera vacía y un par de dólares ahorrados.
  5. Compra legumbres crudas. Toma un libro o invita a un amigo a compartir los gastos y cocinar, así superarás el miedo de hacer un lío en la cocina. No obstante, preparar un plato de legumbres es muy fácil y, aunque la diferencia de precio es minúscula, todo ahorro cuenta.
  6. No compres con el estómago vacío. Limita tus compras a una vez por semana o dos veces al mes, en tus días libres, ya que ir al salir del trabajo y con hambre, hará que te lleves productos de más que puede que terminen por vencerse.
  7. Aléjate de los productos precocinados. Además de representar un riesgo para tu salud y lucir discutiblemente apetitosos, no todo luce como en la imagen y no siempre es lo mejor para tus finanzas. Compra crudos y haz lo que gustes, ¡explora!
  8. Intenta comprar alimentos de temporada. Lo leerás seguido: No compres productos que no son de temporada. Esos productos vienen de un largo recorrido y los viáticos y fletes, los pagas en su precio.
  9. No persigas las especias exóticas. Animamos totalmente explorar en la cocina, pero no siempre es la mejor decisión comprar estas en el súper más cercano. Comprarlas junto con otros ingredientes especiales en un mercado o una tienda internacional puede ahorrarte unos pocos céntimos.
  10. Agua, bien. ¿Embotellada? No lo creo. El del agua embotellada es un negocio bien planteado. Una botella de medio litro cuesta una media de 30 centavos, saca cuentas, se supone que hay que beberse cuatro de ellas al día, lo que equivale a un gasto de $36… Opta por el grifo y si te preocupa, siempre puedes hervirla o usar purificadores.
  11. No lleves a los niños. Sabemos que no siempre hay elección, pero si puedes evitarlo, hazlo. Los niños pueden llegar a ser caprichosos y hacer que compres algo que quizá no figura en tu casa para nada o que no podrás costear luego. O intenta llevarlos y hacerlos tomar conciencia, aprender a racionar el dinero y hacer responsable con él, es uno de esos excelentes hábitos que enseñarle a los pequeños del hogar.
  12. No compres ensaladas preparadas. Tómate tu tiempo para hacer esas cosas, a la larga podrás notar cuánto ahorrarás con esa medida.
  13. La fruta precortada supone un gasto innecesario. Si bien a un empleado le pagan por eso, ¿para qué pagar por pelar un mango o manzana? Puedes hacerlo tú y no tomará nada de tiempo.
  14. No gastes dinero en hierbas aromáticas. Toma nuestro consejo y planta algunas tú misma en un mini jardín improvisado.
  15. Ralla el queso en casa. Parecerá tonto e innecesario mencionarlo, pero no dejes que te gane la flojera o el cansancio, pues aunque solo ahorres $5 a la semana con ello, con $60 al año, puedes hacer un regalo decente a tu familia.
  16. Di no a los aliños. Evítalos un poco, la gran mayoría son en base a colorantes artificiales a los que tu familia podría ser intolerantes o alérgicos y aún si no, no son del todo saludables y puedes hacerlos tú mismo en casa.
  17. Ahorra unos cuantos centavos en patatas. Es mucho mejor comprarlas por sacos completos que comprarlas sueltas. Ya sabemos que por una que esté mal, las demás podrían estarlo y suele pasar cuando están todas mezcladas frente al público y no puedes verlas todas.

¡Con esto, ya estás lista para salir allí y entrar a cualquier supermercado e irte con más dinero del que nunca tuviste al hacerlo antes!

– Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online

Te recomendamos