Sábado 21 de Octubre 2017

¿Qué pasa cuando mueres? (primera parte)

Una historia larga sobre la muerte
¿Qué pasa cuando mueres? (primera parte)

El proceso de muerte de las dos personas en esta historia es real. Se los presentamos en 4 capítulos para que tengan los detalles, para que sepan que morir es un proceso, no solamente de la enfermedad o accidente, sino de lo que pasa en las otras dimensiones.

Capítulo 1

En esta parte del mundo la muerte es considerada un evento trágico sin elección, cuando en realidad es algo que nosotros mismos escogemos. Los siguientes relatos son mis experiencias observando el cuerpo astral de dos personas mientras se encuentran en el proceso de morir. De igual manera, les comento sobre mis conversaciones telepáticas con sus cuerpos astrales y como atestigüé su conversación con otros cuerpos astrales de personas vivas  que no están consientes que participan en una conversación con alguien que está muerto o a punto de morir.

Sus procesos de muerte

Él y su esposa fueron mis amigos por más de 15 años. Eran una pareja muy estable y sólida. Ella murió cuatro meses antes. La razón por la cual decidió transitar/morir fue porque tuvo que dejar de trabajar debido a problemas serios en su rodilla. Ella sufría de intenso dolor, el cual la alejaba de poder realizar su trabajo apropiadamente, como a ella le hubiera gustado.

Debido a la manera en que fue criada, su autoestima se basaba esencialmente en su trabajo. Ella contaba con un gran don como artista en su trabajo. En la medida en que su condición empeoraba y su movilidad era cada vez peor, su vida se complicaba mucho más, no solo para ella, sino para los que se encontraban alrededor suyo.

Cuando estaba en coma en el hospital, ella me comunicó telepáticamente que sus problemas de autoestima no estaban resueltos aún, y había resuelto irse. Estaba muy desdichada.

Mientras se encontraba en coma, tuve varias conversaciones telepáticas con ella y con otros alrededor. La diferencia es que yo estaba plenamente consciente de las conversaciones, mientras que las otras personas, tanto amigos como parientes, no estaban conscientes de dichas conversaciones. Se sabia que ella no saldría de su coma y que eventualmente moriría.

Durante estas conversaciones telepáticas con su esposo en vida y conmigo, la decisión fue tomada. Ellos decidieron que una vez ella muriera, el continuaría en el plano físico por un lapso de 2 años para atender a dos nietas que necesitaban de su apoyo y compañía.  Esta decisión fue tomada mientras ella se encontraba en coma, alistándola para dejar el la dimensión física.

La primera vez que llegué al hospital porque fui notificada de que se encontraba en estado de coma, ella me imploró telepáticamente que le ayudara a tomar una decisión: Si debería morir en ese momento o si debería aguantar un poco más mientras su familia se acostumbraba a la idea de que ella los abandonaría. De esta manera el golpe no iba ser tan duro.

Yo le respondí que no era una decisión que yo debería influenciar, pues no era mi responsabilidad. De igual manera, le explique que esa era una decisión que solo ella podría tomar. Ella sufrió los siguientes días pensando en qué decidiría, ya fuera morir inmediatamente o quedarse un poco más. Había momentos en los que estaba muy tranquila, pero había momentos en los que se ponía frenética. La gente viva que la acompañaba también se ponían frenéticos o se encontraban en estado de shock.

Una mañana en su último día, me encontraba en casa alistándome para ir a trabajar. Ella apareció y me dijo: “Me voy hoy mismo. Ha llegado la hora”. Eso fue todo lo que me dijo. Entonces decidí pasa por el hospital y cuando llegué todos  se encontraban junto a su cama, la cual estaba ahora vacía. Me miraron sorprendidos y me preguntaron: “¿Cómo lo supiste, si acaba de morir no hace mas de una hora?

Claro, ella me había dejado saber que era la hora de partir. La familia estaba tranquila y en paz. Había pasado ya bastante tiempo y ellos esperaban que terminara pronto. El funeral estuvo lleno de gente, pero no fue de gran acontecimiento.