Martes 12 de Diciembre 2017

6 artículos que no debes guardar en el baño

Los cambios bruscos de temperatura y la humedad que se concentran en éste pueden alterar su composición, olor, efectividad y hasta la salud de quienes los usan

Guía de Regalos

6 artículos que no debes guardar en el baño

El lugar donde se guardan los artículos de maquillaje, aseo, perfumes y medicamentos puede afectar su composición, consistencia y efectividad.  Y, por si no lo sabías, el baño es uno de los peores sitios de la casa para almacenar estos y otros productos de uso diario.

La razón: la humedad y las bacterias comunes que se crean en éstos cuando no se llevan buenos hábitos de aseo e higiene en el hogar.

A continuación te damos a conocer seis artículos que no debes guardar en baño, aún cuando el clásico gabinete empotrado sobre el lavamanos parezca el lugar perfecto.

1. Medicamentos

De acuerdo con el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), el calor y la humedad generada por el agua caliente o fría del lavamanos, las duchas y bañeras pueden volverlos menos potentes o alterar su efectividad antes de su fecha de vencimiento. Esto mismo ocurre si se almacenan en la cocina.

Pasa su almacenamiento, la CDC recomienda guardar los medicamentos en un lugar fresco y seco de la casa. Una repisa o el cajón de una cómoda de la habitación es un buen lugar, pero siempre se debe recordar que si se tienen niños, los lugares seleccionados deben estar fuera de su alcance.

La humedad que se concentra en el baño puede alterar los componentes de los medicamentos.
La humedad que se concentra en el baño puede alterar los componentes de los medicamentos. /Shutterstock

2. Cuchillas de afeitar y tijeras

La humedad que se concentra en los baños puede oxidar las cuchillas metálicas de rasuradoras y tijeras, aún antes de usarlas. Y aunque muchas compañías productoras de hojas afeitadoras han agregado en su producción la oxidación podría estar presente, particularmente cuando se vive en áreas climáticas con altos niveles de humedad ambiental.

“El uso de hojas de afeitar oxidadas para el contagio del tétano es igual de peligroso que el clavarse un clavo o puntilla oxidada en el pie o cualquier otra área del cuerpo”, alerta el dermatólogo Omar Torres, basado en Nueva York.

Es así que para evitar la oxidación de las hojas de afeitar se recomienda secarlas luego de cada afeitada y almacenar los cabezales nuevos en un lugar fresco y seco de la casa.

No uses rasuradoras con cuchillas oxidadas. Las hojas metálicas de las rasuradoras que se guardan por mucho tiempo en el baño tienden a oxidarse.
No uses rasuradoras con cuchillas oxidadas. Las hojas metálicas de las rasuradoras que se guardan por mucho tiempo en el baño tienden a oxidarse. /Shutterstock

3. Maquillaje

El calor y la humedad alteran la consistencia y fecha de caducidad de los artículos de maquillaje. Además de que las sombras y rubores sólidos pueden romperse o perder su tonalidad, estos pueden caducar antes de tiempo y llenarse de bacterias tras la humedad.

Al igual que las hojas de afeitar, la recomendación es que los almacenes en un área de la casa con un ambiente fresco y seco, y lavar y desinfectar con frecuencia las brochas y pinceles, especialmente las que utilizas para maquillar tus ojos.

Las bolsas de maquillajes conviene guardarlas en un gabinete del clóset o tocador.
Las bolsas de maquillaje conviene guardarlas en un gabinete del clóset o tocador./Shutterstock

4. Perfumes

Ante los cambios bruscos de temperatura que se dan en los baños, así como la humedad, los perfumes pueden tomar un olor a rancio cuando se almacenan por mucho tiempo en este lugar.

Para que las fragancias guarden su olor original, se recomienda almacenarlas en un lugar con una temperatura estable, fresca y seca. Un cajón del clóset, es un lugar perfecto para ello.

shutterstock_282796886

5. Joyas de bisutería

Al igual que las hojas de afeitar, las joyas de bisutería pueden resultar afectadas por el ambiente húmedo de los baños, especialmente cuando han sido creadas con materiales diferentes al acero inoxidable.

Para conservar estas joyas, elaboradas con materiales diferentes a la plata, oro, platino o cobre, se recomienda guardarlas en un cajón del tocador, en sus empaques originales o en bolsitas de celofán o un joyero con varios compartimientos individuales, para que no pierdan la tonalidad que emula al oro o la plata.

Otra recomendación es evitar el aplicarse el perfume con ellas puestas.

shutterstock_16916620

6. Toallas, sábanas y cobertores

Las toallas son para secarse, pero no hay nada más molesto que hacerlo con una que huele a húmedo o a agua estancada. Así que procura no guardar tus toallas limpias dentro de gabinetes o armarios que tengas dentro del baño.

Estas las debes ubicar en cualquier lugar de la casa que tenga un medio ambiente seco. En el baño, el vapor emitido por el agua caliente —responsable de la humedad y el moho que se esparce por todos los rincones del cuarto— humedecerán el textil de las toallas, haciendo que éstas huelan mal.

Las toallas limpias toman olor a humedad cuando se guardan o almacenan en el baño.
Las toallas limpias toman olor a humedad cuando se guardan o almacenan en el baño. /Shutterstock