Miércoles 22 de Noviembre 2017

El sencillo truco para una vida más sexual y más sana

Dormir de esta manera no sólo incrementa el deseo sexual, también ayuda a regular las hormonas
El sencillo truco para una vida más sexual y más sana

Así como este será el año del vientre plano, según las tendencias de Pinterest, en 2017 la clave de la belleza estará en el buen dormir, afirma la actriz Gwyneth Paltrow, devenida en gurú lifestyle. Nada nuevo bajo el sol, aunque yo agregaría que en el dormir desnudos está la clave de todo lo que necesitamos para ser felices.

Un interesante artículo publicado hace unos años en la revista Sleep y otro escrito por Natasha Turner, naturópata y autora de varios libros sobre vida saludable, coincidían en que solo de una de cada 10 personas en EEUU descansa por la noche a lo Adán y Eva (no porque si nos mandaron a este mundo en cueros), una lástima ya que está científicamente probado que dormir la cantidad de horas recomendadas y sin ropa ayuda a equilibrar las hormonas, redundando ésto en múltiples beneficios para salud, la sexualidad y la belleza, que vendrían a ser lo mismo.

Y con perfume, como Marylin Monroe. Foto: La Nación/Sunshine

Para alcanzar tal objetivo debemos procurarnos un ambiente nocturno cálido que le permita al cuerpo bajar su temperatura, es decir, nada de mantas ni pijamas de franela ni camisón hasta el cuello. Meterse en la cama abrigados en exceso impide la liberación de la hormona del crecimiento, lo que significa que en la noche no quemaremos grasa abdominal ni se repararán nuestros huesos, piel y músculos, recuerda Turner.

“Mantener el cuerpo o la habitación demasiado caliente perturba la liberación de sus principales hormonas anti-envejecimiento. Cuando dormimos en la oscuridad total la melatonina se libera provocando un ligero enfriamiento del cuerpo, y es ahí cuando la hormona del crecimiento se libera y funciona su magia regenerativa.”

Es maravillosa la maquinaria del cuerpo, y cuánto la descuidamos por ignorar pequeñas recetas, verdaderas fuentes de vitalidad. Además de quemar el bendito Michelin abdominal, reducir el colesterol malo y la presión alta, y tanto más, sabemos que dormir desnudos aumenta la frecuencia del encuentro erótico.

“Las parejas podrán cosechar grandes beneficios ya que el simple roce de la piel estimula la respuesta sexual y, en consecuencia, si hay orgasmo se libera la oxitocina, contrarrestando el estrés y la depresión que provoca el cortisol. A medida que el cuerpo se enfría por la noche y aumenta la hormona de crecimiento, el cortisol también bajará. Entre las 22 y las 2 de la mañana el cuerpo está realmente descansando y recuperándose. A las 2 de la mañana las glándulas suprarrenales comienzan a trabajar y producir cortisol para el día siguiente, que también alcanza su pico a las 4 am, y luego naturalmente alcanzará su punto más alto alrededor de las 6 am, momento adecuado para salir de cama con las energías renovadas” nos dice Turner.

No descansar lo necesario hará que despertemos con un nivel de cortisol anormalmente alto, léase, se debilita el sistema inmunológico, aumenta la presión arterial y el colesterol, sube el apetito, los antojos de azúcar y carbohidratos, y disminuye la libido. También contribuye a otros desequilibrios que pueden provocar infertilidad. En síntesis, a tirar el pijama, a buscar sabanas de algodón puro en lo posible y no olvidar la tableta antimosquitos.