Sábado 21 de Octubre 2017

Tuvo un accidente con un juguete sexual y lo compartió en redes

Una noche de copas y pasión que terminó en el hospital
Tuvo un accidente con un juguete sexual y lo compartió en redes
Una de la fotos que Emma tomó en su estancia en el hospital.
Foto: Facebook Emma Phillips

Cuando Emma Phillips y su pareja, Lee Miller, llegaron a casa con algunas copas de más, no pensaron que su noche de pasión terminaría como una anécdota agridulce que requirió una cirugía.

La pareja de Reino Unido, ella de 24 años y él de 29, habían comprado un juguete sexual rosa de 7 pulgadas de largo, y esa noche decidieron usarlo.

A la mañana siguiente se dieron cuenta de que el juguete no estaba. Buscaron bajo la cama, bajo las almohadas y no hallaban ni rastro del dildo. Hasta que Emma tocó su estómago y sintió una vibración… entonces entendió dónde podía estar el aparato rosa.

Lee intentó sacarlo del cuerpo de la chica con un tenedor y pinzas de BBQ, pero al ver que todo era inútil decidieron pedir ayuda médica.

La ambulancia llegó a las 7 am a la casa de la chica, que es mamá de una niña de 2 años, y aunque se sintió apenada al principio, después entendió que no había otra solución.

“No íbamos a hacer nada por la vergüenza -hay un gran tabú al respecto-, pero sabíamos que necesitábamos ayuda”, dijo Ema al diario londinense The Sun. Y tan bien superó el tabú que Emma tomó foto de su estancia en el hospital y publicó su caso en su cuenta de Facebook.

Los médicos tuvieron que someterla a una colonoscopía, introduciendo una cámara por su garganta para empujar el juguete hacia afuera. La chica tendrá que usar una bolsa de colostomía para evacuar durante 6 meses.

En el hospital le ofrecieron devolverle el dildo, pero Emma lo rechazó y aseguró que nunca volverá a usar uno de nuevo.