Viernes 24 de Noviembre 2017

Lo que debes comer para no enfermarte

Serán tus aliados para prevenir infecciones, y la formación de tumores, incluso, el cáncer
Lo que debes comer para no enfermarte
Algunos alimentos mejoran tus defensas y evitan enfermedades.
Foto: Shutterstock

Los alimentos que consumimos a diario influyen no solo en el aspecto de nuestro cuerpo sino también en las defensas del organismo. De allí que las personas con desnutrición enferman fácilmente. Lo mismo sucede en caso de sobrepeso y obesidad, explica Óscar Roy Miranda, gerente general de Nutricionistas en Acción.

¿Sabías que los regímenes de adelgazamiento de menos de 1,200 Kcal al día también pueden disminuir la función inmunológica? Ésta es una buena razón para evitar las “dietas milagrosas”.

Solo una dieta equilibrada, rica en alimentos que aportan vitaminas, minerales y antioxidantes, será la mejor aliada para prevenir infecciones, y la formación de tumores, incluso, el cáncer.

¿Qué comer?

  • El yogur con probióticos mejora la flora bacteriana del estómago y, con ella, nuestra resistencia a las enfermedades gastrointestinales.
  • La jalea real y los propóleos tienen efecto antiviral. Consume una cucharadita diaria de estos productos y de preferencia por la mañana con tus jugos.
  • Los alimentos ricos en vitamina C refuerzan las defensas. Los cítricos son los reyes de esta sustancia que favorece la actividad de los linfocitos o glóbulos blancos.
  • Los alimentos de colores intensos aportan vitamina A, sustancia clave para fortalecer la acción de los linfocitos o glóbulos blancos.
  • El jengibre o kión mejora el flujo sanguíneo, por lo que previene las enfermedades cardiovasculares. También alivia el dolor de garganta.
  • Las carnes rojas magras aportan hierro y zinc, además de antioxidantes que favorecen la producción de glóbulos blancos.
  • Las setas contienen betaglucanos, carbohidratos que estimulan la producción de glóbulos blancos, reporta la “European Journal of Applied Phisiology”.
  • Las legumbres, como los friijoles, contienen hierro y zinc, dos minerales clave para fortalecer las defensas del organismo.