Martes 11 de Diciembre 2018

Dale vida a tu fiesta con estos pie de calabaza con chispitas de colores

Si quieres darle a tus invitados los mejores postres, estos pie de calabaza con chispita serán el mejor toque
Dale vida a tu fiesta con estos pie de calabaza con chispitas de colores

Pie de calabaza con chispitas de colores

Ingredientes

Para la base:

  • 2 tazas + 2 cucharadas de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar granulada
  • 1 taza de mantequilla sin sal, fría y cortada en cubos
  • 4-5 cucharadas de agua helada

Para el relleno:

  • 1 taza de puré de calabaza
  • ¼ taza (2 oz) de queso crema, suavizado ligeramente (no fundir)
  • 2 cucharadas de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 1 cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de jengibre molido
  • ¼ cucharadita de nuez moscada
  • ⅛ cucharadita de pimienta de Jamaica
  • 1 pizca de sal
  • 1 yema de huevo grande
  • ½ cucharadita extracto de vainilla

Para la decoración:

  • 1 taza de azúcar en polvo
  • ¼ cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. En un procesador de alimentos agregar la harina, la sal y el azúcar granulada. Añade la mantequilla hasta que quede una masa gruesa. Añade cuatro cucharadas de agua y mezcla. Vierte sobre una superficie limpia y divide en dos bolas de masa.
  2. Aplana cada bola formando un disco. Cubre cada una con papel film y deje enfriar por una hora. Mientras tanto preparar el relleno.

Para el relleno:

  1. Añade el queso crema, el azúcar granulada y el azúcar morena en un tazón.
  2. Usando una espátula de goma, revuelve la mezcla. Coloca el puré de calabaza en varias capas. Envuelve y presiona para extraer el exceso de humedad de la calabaza, hasta que tenga 3/4 taza de puré de calabaza.
  3. Agrega y mezcla junto con el queso, la canela, el jengibre, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Agrega la yema de huevo y el extracto de vainilla. Cubre el tazón y refrigera hasta que esté listo para pasar al siguiente paso.

Para armar las chispas:

  1. Pon papel pergamino en dos bandejas para hornear. Trabaja con la mitad de la masa (uno de los discos) una vez se haya enfriado (mantener otro en la nevera para enfriar). Pon sobre una superficie enharinada y forma un rectángulo. Corta ocho rectángulos.
  2. Pon por separado cuatro en una bandeja para hornear. Agrega relleno en centro de cada rectángulo. Humedece los dedos con agua y pon sobre cada uno otro rectángulo, y luego sella los bordes con los dedos. Sella bien con un tenedor. Cubre y pasa al congelador para enfriar al menos dos horas o hasta una semana. Repite el proceso con el disco de masa restante.
  3. Precaliente el horno a 190°C. Hornea hasta que estén doradas, voltea a mitad de cocción, a unos 25 – 30 minutos. Deja enfriar completamente.

Para el glaseado:

  1. Revuelve todos los ingredientes para el glaseado y repártelas, dejando un pequeño borde no cubierto por todos los lados. Deja enfriar el glaseado a temperatura ambiente. Almacena en un recipiente hermético.