Martes 23 de Mayo 2017

¿Cómo criar hermanos bien unidos?

Consejos para fomentar los valores básicos que edifican los lazos de hermandad en los hijos

¿Orgullosa de ser latina?

¡Síguenos en Facebook y recibe los mejores consejos para las mujeres!

¿Cómo criar hermanos bien unidos?
El fomentar el cariño, respeto y unidad entre los hermanos debe ser una de las prioridades de los padres dentro de la crianza de los hijos.
Foto: Shutterstock

El vínculo entre los hermanos puede ser fuerte o conflictivo. Todo depende de la formación que hayan tenido, y en esto juegan los padres un papel muy importante.

“La rivalidad, las discusiones, los celos y las peleas entre los hermanos son normales, pero también es importante fomentar la unidad entre ellos porque es triste cuando no se llevan bien”, dice la psicóloga Anabel Castrezana, vinculada a Kaiser Permanente en Santa Ana, California.

Este trabajo, que corresponde a los padres o a quienes están a cargo de su crianza, debe empezar desde la infancia.

“El fomentar el amor, el respeto y la unidad entre los hermanos debe ser una prioridad dentro de la crianza de los hijos”, resalta la experta en comportamiento humano.

Y es que la convivencia con unos hermanos que se quieren, respetan y apoyan es mucho más agradable y saludable para la dinámica interrelacional de la familia, los mismos hermanos, los progenitores, familiares y allegados.

“Más aún, unos hermanos que aprenden entre ellos cómo compartir, aceptar las diferencias, perdonar, negociar y respetar lo que es ser mujer y hombre desarrollan unos lazos de unidad muy estrechos entre ellos, así como las habilidades para respectar al prójimo y funcionar correctamente dentro de la sociedad”, explica la psicóloga Ana Nogales, con práctica en los condados de Los Ángeles y Orange.

¿Cómo fomentar la hermandad?

Castrezana señala que los lazos de amor, respeto y unidad se edifican en los hijos poniendo en práctica estos principios básicos de la buena crianza:

1-      Respeto

A los niños hay que enseñarles desde muy pequeñitos a respetarse entre ellos mismos, sin importar la edad ni género.

2-      Igualdad

Muchos padres comenten el error de hacer comparaciones entre los hermanos y con esto lo que hacen es crear celos, resentimientos y competencias no saludables entre ellos.

“Los hijos deben tratarse con el mismo amor, sin favoritismo por ser el mayor o el menor, por ser mujercita o varoncito o por tener la personalidad con la que uno más congenia”, resalta Castrezana.

3-      Tolerancia

Enseñarle a los hijos a ser condescendientes entre ellos mismos es uno de los valores más importante en la edificación de los lazos de hermandad.

“Los hermanos que son flexibles y tolerantes entre ellos mismos pelean menos, comparten más y son los mejores amigos”, explica Castrezana.

4-      Compromiso

Inculcar este valor entre los hermanos no solo les ayudará a trabajar en equipo, sino también aprenderán a ser día tras día unas personas más maduras y responsables.

5-      Consecuencias

Los padres deben hablar con los hijos, sin importar la edad, sobre los comportamientos aceptables que deben tener entre los hermanos y las consecuencias que tendrán tras uno inaceptable.

6-      Solución a los problemas

Los hermanos que aprenden a solucionar los problemas ellos mismos, obviamente dentro de los cánones del respeto y la equidad, edificarán entre ellos un lazo de compromiso y complicidad que los mantendrá unidos toda la vida.

7-      Equidad de género

“Nunca se deben aceptar los comentarios sexistas entre los hermanos. Y este valor se enseña no con palabras, sino con el ejemplo”, denota Castrezana. “Ya que hay muchos padres machistas que tratan sin respeto a sus esposas por el hecho de ser mujer”.

Te recomendamos