Lunes 20 de Noviembre 2017

Es Thanksgiving… ¡qué fastidio la familia!

No sufras la reuniones familliares de esta época
Es Thanksgiving… ¡qué fastidio la familia!
Prácticamente ninguna familia es tan perfecta como luce en las fotos.
Foto: Shutterstock

Según la televisión y los genios del marketing, las fiestas de fin de año que comienzan con Thanksgiving son para reunirse con la familia, dar y recibir regalos, sonreír sin parar y pasar unos días llenos de amor y armonía… Pero ese es sólo el guión de una película. En la vida real sabemos que muchas veces la familia está lejos del amor, de la alegría y mucho más lejos aún de la armonía.

¿Por qué cuesta tanto pasar las fiestas familiares en familia? Ciertas situaciones no ayudan mucho:

  1. Somos familia, pero cada uno de nosotros somos seres humanos diferentes y diversos. Así que las maneras de entablar una relación se multiplican de maneras incontables.
  2. Somos familia, pero en general no convivimos con tanta frecuencia, así que en realidad no nos conocemos. Por eso solemos tener mejores relaciones con amigos que con primos o tíos.
  3. Somos familia, pero siempre tendemos a estar en competencia, y esta circunstancia no está relacionada solamente con el sistema familiar, sino en general con el contexto de la vida actual que nos hace competidores desde muy pequeños.

hipocresia

Ahora bien, ¿qué podemos hacer para no sufrir las fiestas de Thanksgiving, Navidad o Año Nuevo? ¿Hay alternativas para no odiar a la familia? ¿Se puede disfrutar de la reunión, esté quien esté? Antes de que comience la reunión familiar, haz un esfuerzo por reflexionar y mentalizarte en lo siguiente:

a) Practica la empatía. Para decirlo rápido: ponte en los zapatos de los otros. Cada miembro de tu familia –incluyéndote- tiene su propia necesidad de reconocimiento, viene de sus propios sistemas familiares e individuales y ha tenido experiencias distintas. Si logras entender esa diversidad de personalidades y contextos, será más fácil comprender por qué ciertas personas actúan como actúan o dicen lo que dicen. Es más fácil decirlo que practicarlo, es verdad, pero vale la pena intentarlo.

b) It’s all about love. Trata de ser amable y amorosa siempre, bajo cualquier circunstancia. Recuerda que lo “in” de esta temporada es el amor. Primero identifica el sentimiento que te empuja a hablar o actuar y si no proviene del amor, por esta vez, déjalo pasar.

c) Es sólo un momento. Todo en esta vida es pasajero, incluyendo esa reunión que durará sólo unas horas. Trata de vivirlas de la mejor manera posible y no te amargues la existencia gratuitamente.

No serás la prima ni la tía ni la hija ni la nuera ni la nieta perfecta diseñada por Walt Disney, pero reflexionar sobre estos puntos te ahorrará contrariedades en esas reuniones familiares. Que pases un Thanksgiving tranquila y feliz.