Miércoles 18 de Octubre 2017

El yoga, un buen aliado contra la diabetes

Esta disciplina milenaria ayuda, entre otros beneficios, a controlar los niveles de azúcar en los afectados por esta enfermedad crónica
El yoga, un buen aliado contra la diabetes
El yoga Mindfulness meditation es excelente para mejorar el ánimo y el estrés en los pacientes diabéticos.
Foto: Shutterstock

Es bien sabido que el yoga es una disciplina que otorga bondadosos beneficios en la prevención y control de muchas enfermedades, y la diabetes no es la excepción.

La inclusión del yoga en los tratamientos de pacientes diabetes comenzó en India hace más de tres décadas, tras  excelentes resultados obtenidos en estudios realizados por diversos centros de yoga. Uno de ellos fue el del Centro de Investigación y Yogaterapia de Jaipur, que después de someter entre 1961 y 1984 a 641 diabéticos a la práctica del yoga (por 30 minutos al día durante 60 a 90 días), encontró que la mayoría habían reducido los niveles de glucosa de la sangre.

Y es que aunque el yoga no cura la diabetes, “otorga maravillosos beneficios en los diabéticos de diferentes maneras”, dice la dietista registrada Annie Kay, coautora del libro “Yoga & Diabetes”, con la doctora Lisa Nelson.

El libro, publicado en inglés bajo el patrocinio de la Asociación Americana de la Diabetes, es una guía de la práctica segura del yoga en personas diabéticas.

Cómo ayuda

Diversos estudios han encontrado los siguientes beneficios en  diabéticos que practican yoga regularmente:

Reducción del nivel de azúcar en la sangre. El movimiento y esfuerzo corporal para hacer las posiciones de yoga ayudan no sólo a quemar calorías sino también a bajar el nivel de azúcar en la sangre, ya que tras el movimiento se mejora la circulación de la sangre de todo el cuerpo.

Control del peso corporal. Tras la tensión de todos los músculos implicados en una posición de esta disciplina se queman grasas.

Mejoría de la tonificación y el funcionamiento muscular. Unos músculos fuertes y tonificados son ventajosos para el diabético, ya que estudios han encontrado que con una mayor masa muscular se queman más calorías al realiza cualquier movimiento.

Mejoría en el metabolismo. Tras el ejercicio diario del yoga se elimina el exceso de calorías en el cuerpo y, por ende, se mejora el proceso metabólico, que es uno de los principales objetivos en los diabéticos.

Mejoría en la conducta y estado de ánimo. “El yoga centrado en la meditación y la respiración, particularmente la conocida como Mindfulness, mejora la conducta y el estado de ánimo de los pacientes y esto se traduce en un control de los niveles de azúcar tras el bienestar mental y corporal que alcanza el paciente”, explica la nutricionista Kay, quien a la vez funge como instructora certificada de yoga en el The Kripalu Center for Yoga & Health, en Stockbridge, Massachusetts.

Reduce el estrés

Algunos tipos de diabetes son causados por estrés y la insuficiencia del páncreas. “El aumento de las hormonas del estrés como adrenalina y cortisol aumentan el nivel de azúcar en la sangre. Altos niveles de cortisol promueven la acumulación de grasa en la región abdominal y esto ayuda a que el organismo se vuelva resistente a la insulina, y no hay como la práctica del yoga para ayudar a contrarrestar esto”, explica por su parte Sofía Puerta-Webber, instructora certificada de yoga por más de una década en el sur de California (www.shiwido.com).

Y para reducir ese estrés que tanto daño causa en personas diabéticas o no, Puerta-Webber explica que lo primero que hay que poner en práctica es la respiración abdominal (o pranayama, esencial en el yoga), que se efectúa de la siguiente manera:

1. Toma una larga y profunda inhalación por la nariz y siente como el estómago se expande.

2. Exhala despacio y profundo por la nariz y siente como el estómago se contrae.

“En este tipo de respiración, no es el pecho que se expande, es la región abdominal. Es la parte baja de tus pulmones. Cuando respiramos debemos sentir que el estómago es un globo que se infla y se desinfla”, detalla la instructora y autora de un video de la práctica del yoga con silla. “Este tipo de respiración es muy beneficiosa para la buena salud del cuerpo y la mente”.

Algunas posturas esenciales para los diabéticos

La instructora de yoga Sofía Puerta-Webber describe dos posturas de yoga que son recomendadas para las personas diabéticas “por ser excelentes para mantener la salud de los órganos internos del cuerpo, fortalecer el sistema nervioso y regular las funciones del páncreas, intestino y del tracto digestivo”.

La pinza (paschimothanasana)

Pasos:

  1. Siéntate en el suelo con las piernas estiradas.
  2. Levanta los brazos. Inclínate hacia adelante.
  3. Deja caer los brazos hasta donde alcancen. Si no puedes alcanzar los pies utiliza una toalla.
  4. Baja el pecho y la cabeza. Trata de traer la frente lo mas que puedas hacia a las rodillas.
  5. Cierra los ojos y respira profundo 10 veces.
La posición de pinza ayuda a regular las funciones del páncreas, intestino y del tracto digestivo.
La posición de pinza ayuda a regular las funciones del páncreas, intestino y del tracto digestivo. Cortesía de Sofía Puerta-Webber

El arco (dhanurasana)

Pasos:

  1. Acuéstate en el estómago.
  2. Dobla una rodilla y sujeta la pierna.
  3. Estira el otro brazo. Respira profundo.
  4. Cambia de pierna.
  5. Haz lo mismo con las dos piernas. Si no es posible vuelve a hacerlo con una pierna a la vez.
La posición del arco estimula el buen funcionamiento de los órganos internos del cuerpo.
La posición del arco estimula el buen funcionamiento de los órganos internos del cuerpo. Cortesía de Sofía Puerta-Webber

Recomendación

Como en todo ejercicio, antes de comenzar a practicar yoga, los diabéticos deben consultar previamente con su médico si les es favorable o no según su condición médica.

Y, de obtener la aprobación médica, para prevenir el problema de la hipoglucemia (algo común en estos pacientes) durante el ejercicio, se recomienda ingerir algo ligero una hora antes de la clase de yoga.