Miércoles 26 de Septiembre 2018

Qué no debe faltar en tu cocina

Los ingredientes básicos que te sacarán de apuros si necesitas preparar algo rápido
Qué no debe faltar en tu cocina
Foto: shutterstock

Llegas a casa con ganas de preparar una rica comida, pero al ir a la nevera te das cuenta de que no tienes los ingredientes necesarios para hacerlo. A todas nos ha pasado, por lo que nos dimos a la tarea de crear una lista de los artículos básicos que toda alacena debe tener para preparar la mayoría de las recetas de la cocina latina.

Para que nos ayudara con la labor, consultamos con la chef Maricel E. Presilla, autora del libro “Gran Cocina Latina”,  quien además de contarnos qué no falta en su cocina, nos dio algunos consejos sobre cómo comprar y conservar todos estos ingredientes.

Cebolla y ajo siempre: debemos tener cebolla de dos tipos, la roja y la amarilla. “La roja tiene más sabor. Los mexicanos la usan para sus salsas picantes y los peruanos para sus ceviches”. La cebolla  roja cambia el color de los sofritos, por lo que es mejor usarla en salsa o cruda.

Antes de comprarla, asegúrate de que esté firme. Para conservarla, mantenla afuera, pero si no la vas a usar rápido, la puedes pelar y poner en la nevera dentro de un envase con agujeros.

El ajo también debe estar firme e igualmente debe guardarse fuera de la nevera. Presilla no recomienda comprar el ajo que viene ya cortado y envasado. “Es mejor siempre fresco, pero si quieren ahorrar tiempo compren el que viene pelado pero entero, porque el ajo cambia de sabor completamente cuando viene picado y en aceite”.

Tomate: el tomate es básico para hacer salsas. El más usual es el llamado “plum” o tomate manzano. Una buena alternativa es tener algunas latas de puré de tomate. “Es mejor tener tomates en latas o el que venden cortado, que el tomate fresco cuando no está bueno”.

Pimientos verdes y rojos: para hacer sofrito se usa mucho el pimiento o pimentón verde y rojo, son los básicos. En la alacena también se puede tener una lata o botella de pimientos. “Yo siempre tengo pimientos de piquillo, de alguna marca española, que son muy buenos para cuando por ejemplo necesitas hacer un arroz con pollo rápido”.

El pimiento picante tampoco puede faltar. Como básico, la chef recomienda el pimiento habanero, aunque en casa de una familia mexicana no puede faltar el jalapeño.

Cilantro y perejil: estas dos hierbas son vitales. Se pueden guardar en la nevera sin cubrir o envolver, “porque sudan y se empiezan a podrir”.  No hay sopa o guisado latino que no recomiende un poco de alguna de ellas, y no podríamos hacer guacamole sin el también llamado culantro.

Tubérculos y verduras: si eres del Caribe, tienes que tener yuca y calabaza. Ambas se mantienen fuera del refrigerador. “Con la yuca es difícil saber si está buena, porque a pesar de que luzca bien tenga partes blandas y violetas. Si es posible pide que te la corten antes de comprarla”. La yuca congelada es una muy buena alternativa, dice la chef, porque no pierde sabor y generalmente es de muy buena calidad.

Presilla siempre tiene además batata dulce o boniato, malanga u ocumo chino, y por supuesto, plátanos verdes y maduros. “Nunca los pongas en el refrigerador”.

Onoto: es mejor siempre comprar la semilla y hacerlo con aceite, en lugar de usar la pasta que ya viene hecha. “Yo lo cocino con un buen aceite de oliva, que es otro ingrediente que nunca debe faltar. Siempre hace falta tener uno bueno”.

Arroz y frijol: el arroz y los frijoles son omnipresentes en  la cocina latinoamericana. A los frijoles los usamos de todos los colores: negros, rojos, pintos y blancos. “Yo siempre tengo frjol negro y colorado, lentejas, garbanzos, frijoles blancos grandes, muchos tipos de frijoles. Y para una emergencia, siempre es bueno tener una lata de frijoles que te saca de apuros”.

En cuanto al arroz, los latinos siempre usamos el de grano corto, aunque la chef recomienda usar también los de grano medio o largo. “En estos días hice un arroz con pollo con el grano largo y me quedó buenísimo”.

Frutas tropicales: es bueno tener papaya, que es una fruta que dura más tiempo sin dañarse, piña, mango, guayaba. Es mejor refrigerarlas cuando no las vas a comer rápidamente, si no se puede mantener afuera. “Otra opción es comprar las pulpas congeladas, que son perfectas para hacer jugos o postres”.

Harina de maíz: los colombianos y venezolanos la necesitan para hacer arepas, y los mexicanos para hacer sus tortillas y demás platos típicos, como las gorditas y las chimichangas.

Otras cosas como pastas, vinagre, aceite de oliva, sal gruesa, limón verde, además de carnes o pollo, asegura Presilla, complementan el mercado básico que cualquier ama de casa necesita tener a la hora de alimentar a su familia. Luego cada ama de casa, dependiendo de su país de origen, le pondrá su toque personal.