Domingo 22 de Octubre 2017

7 empleos para viajeras

Para cualquier viajera empedernida, que te paguen por viajar debe ser un sueño hecho realidad. ¿Y cómo lograrlo? Se me ocurren dos artimañas posibles: o te consigues un empleo en el que viajar sea un requisito, o te casas con un millonario buena onda que te financie. Y no descartes del todo esta segunda opción: te diré que tengo una conocida coreana muy talentosa que se casó con un hombre adinerado, guapo, joven, a quien acompaña en sus viajes por el mundo. Puede pasar, it’s true.

Para las que no tenemos tanta suerte, entonces, está la posibilidad de encontrar un empleo que nos demande viajar y en el que nos paguen por hacerlo (yeah). No hablaremos de los empleos en los que ya sabemos que hay que viajar (piloto, sobrecargo, guía de turistas, agente de viajes, etcétera), sino de algunas opciones en las que tal vez no hayas pensado… todavía.

  • Tester de luna de miel. Éste es un empleo en ciernes: se trata de probar paquetes de luna de miel en el mundo. El sitio RunawayBrideAndGroom.com contrató así a varias parejas por 6 meses, y lo que esas parejas tenían que hacer eran blogs con fotos y comentarios sobre los paquetes. De ensueño.
    honey
  • Maestra de español. Algunas instituciones educativas de diferentes países tienen liceos alrededor del mundo donde brindan educación bicultural a hijos de sus ciudadanos que viven abroad. En un viaje reciente conocí a una adorable pareja de alemanes que trabajan en un país latinoamericano como maestros de español para niños cuyos German parents trabajan en ese país. Es un empleo estable que les ha permitido conocer muchos lugares fuera de Alemania.teach
  • Woofer. Si no necesitas más que techo y sustento para sobrevivir, puedes trabajar en una finca orgánica del mundo donde, a cambio de tus horas de trabajo, recibirás comida y habitación. La Worldwide Opportunities on Organic Farms ofrece muchas opciones. Sólo piensa que tendrías que lidiar con tierra, insectos, ganado, calor, frío y posiblemente levantarte muy temprano.farmer
  • Voluntaria o misionera. Para ser misionera necesitas una verdadera vocación religiosa, porque los misioneros van por el mundo para difundir la filosofía de determinada iglesia y generalmente no hay una paga, pero sí, digamos, los “viáticos”. Si tu vocación no es religiosa, pero sí humanitaria, podrías probar opciones como la Cruz Roja Internacional, Médicos Sin Fronteras o alguna otra ONG internacional que busque voluntarios. Y ojo, que el voluntariado tampoco se paga, pero hay muchas posibilidades de viajar.misioneras
  • Inspectora de hoteles. Éste sí es para viajar al máximo. En general, las grandes compañías hoteleras tienen supervisores que visitan sus instalaciones en cada ciudad del mundo para asegurarse de que se cumplan sus estándares. Los inspectores prueban la comida, el servicio al huésped, camas, aires acondicionados, etcétera. Aquí sí, te la puedes pasar viajando.hotel
  •  Geóloga. Si no te visualizas encerrada en una oficina por 9 horas o más al día y no te molesta trabajar con tierra (literal), aquí puede estar lo tuyo. Una ingeniera en geología identifica y evalúa los recursos minerales y naturales de cada país, así que puede ser una buena oportunidad.

geo

  • Au pair. Si no te molesta cuidar niños ni hacer labores domésticas (esas actividades de las que las feministas huyen de manera determinante), puedes buscar una posición como Au pair. Es posible que te toque una buena familia con niños bien portados… o no. Si te interesa, hay una International Au Pair Association donde encontrarás más información.pair