¿Por qué no puedo olvidar a mi ex?

¿Por qué no puedo olvidar a mi ex?

Todas hemos pasado por aquí: termina una relación de pareja -como quien dice amorosa, como quien dice apasionada, como quien dice de dos- y, a pesar de nuestras afirmaciones tan definitivas de no volver a verle jamás, de no querer saber nada de él, de que él salió perdiendo y de que al cabo que no me hace falta, pensamos en el ex frecuentemente. Prácticamente todo el día imaginamos cómo la estará pasando sin mí y hasta revisamos sus redes sociales en espera de que admita que me extraña y que no puede vivir sin ver mis ojos. Sí, cómo no.

La verdad es que, sobre todo si fue una relación seria, pasará un tiempo antes de que podamos darle la vuelta a la página y abrirnos a otra relación de pareja; con mayor razón si nuestro-hoy-ex fue quien decidió terminar y si realmente ya no está interesado en nosotros. Crunch.

¿Por qué no existe una pastilla azul para olvidar al ex? Sería una mina de oro para las farmacéuticas. Till then, revisemos algunas razones por las que el asunto se complica:bluepill

  • Me resisto al cambio: a pocas nos gusta que las cosas cambien, pero la realidad es que todo cambia y las personas en nuestra vida son temporales: algún día se irán o nos iremos. La vacuna: aceptación. Trabaja en aceptarlo y gradualmente se facilitará.
  • Vivo en el pasado: nos la pasábamos tan bien, me quería tanto, hice tantas cosas por él, su familia me adoraba… todos verbos en pasado que ya no son válidos en el hoy. La vacuna: reconcíliate con tu pasado asap porque lo único que tienes es el aquí y el ahora.
  • No quiero soltar: atarte a una persona que ya no está a tu lado, equivale a cargar una piedra atada a tu cuello mientras caminas a la orilla del río. Let it go, si no quieres que el peso acabe por ahogarte.
  • ¡Es que me debe tanto!: incluso si tienes una lista de todo lo que hiciste por tu ex o de las veces que le salvaste la vida con tus súper poderes, nunca será una garantía de que se quedará contigo. Dar para recibir algo (amor, fidelidad, compañía, protección…) a cambio, es un camino hacia la frustración.
  • Porque I still love him: ésta sí te la creo. Lamentablemente no siempre estamos en la misma sintonía con el otro y es posible que todavía ames a tu ex, pero él ya no. Así de simple y así de doloroso. Recuerda entonces la regla de oro de las relaciones: puedes amar mucho a otra persona, pero a nadie más que a ti misma.

Dos preguntas que (casi) seguro te estás haciendo ahora…
¿Cuánto tiempo pasará para que deje de sentir dolor por mi ex y pueda iniciar una nueva relación? Es una pregunta para hacerle al oráculo del sur, porque depende de muchos factores: cuánto le amabas (o le amas), cómo anda tu autoestima, cómo enfrentas los aprendizajes de la vida, qué tanto aceptas tus emociones.oraculo

¿Mi ex sentirá lo mismo que yo? La respuesta es sencilla, pero no tan fácil de entender: lo que sienta tu ex, es responsabilidad suya y no puedes hacer nada al respecto. Lo que tú sientes, eso sí te toca revisarlo y trabajarlo. So, start right now.