Cuidado con lo que le pones a tus smoothies

La moda de los smoothies es que, en teoría, estamos reemplazando una comida completa con esta bebida y que se supone, nos mantendrá igual de satisfechos que si comiéramos un plato de algo que tendrá muchas calorías y grasas que nuestro cuerpo no necesita. De hecho, uno de los errores que cometemos es no considerar el índice glicémico que tienen y que señalan la cantidad de azúcar que tienen.

Pon atención a estos errores para que no los vuelvas a cometer cuando prepares tu próximo smoothie.

+ Cuidado con los mangos, uvas y melones: son una de mis frutas favoritas de verano pero lamentablemente, tienen mucha azúcar así que no es llegar y comerlas a destajo. Peor aún, no es recomendable meterle medio melón a un smoothie si tu plan es recuperar tu peso ideal para el verano. Según este listado tanto las uvas como los melones y los mangos son frutas que contienen mucha azúcar por lo que debes, sí o sí, moderar su consumo.

+ Pocos frutos secos: las almendras, por ejemplo, son una fuente de aceites vegetales que nuestro organismo necesita. El problema es que si consumimos más de 10 al día, estamos comiendo muchas calorías. Para ser más claras: media taza de almendras contiene 413 calorías, de las cuales, 326 son de grasa. No te decimos que no las consumas, todo lo contrario, deberías pero de manera controlada.

smoothie2

Los berries son conocidos por su alto índice de antioxidantes, sin embargos, las fresas y frambuesas tienen mucha azúcar. 

+ Ojo con los diferentes tipos de leche: en el mercado puedes encontrar leches vegetales como la de almendras, soya, arroz o coco y por supuesto, las animales de vaca y cabra. Sin embargo, las leches vegetales –las favoritas de los veganos- pueden no ser tan sanas como creíamos. La de arroz, por ejemplo, tiene un alto índice de carbohidratos por lo que no es recomendada para diabéticos. Un vaso de leche de almendra tiene sólo 94 calorías, tiene mucha azúcar. Revisa el listado acá.

+ No necesitas endulzar: en el primer punto dijimos que hay muchas frutas que contienen altos índices de azúcar. Imagina si combinas varias de estas frutas en un smoothie, de verdad que no es necesario poner azúcar extra a este batido. ¿Qué lograrás con esto? Más calorías y más grasas.

Pro tip: para darle textura creamy a tus batidos, mantén una banana congelada en tu nevera. Eso sí, sólo utiliza media porción por smoothie.