Los hombres de Egipto se avergüenzan del nombre de sus madres ¿no me crees?

Vivir en una sociedad tan multicultural como Nueva York me ha obligado -sí, obligado- a tener que trabajar mi tolerancia y entender que la sociedad occidental no es la única que existe ni menos, que es la dueña de la verdad absoluta. Eso no quiere decir que justifique cómo actúan algunas personas de Medio Oriente, por ejemplo, pero sí puedo llegar a entender que muchas de sus tradiciones que a nosotras nos parecen aberrantes, para ellos son normales. Sin embargo, por más que intento, no logro entender lo que les pasa a los hombres en Egipto -y de varios países de Medio Oriente- que no dicen el nombre de sus madres en público por vergüenza.

Así de machista puede llegar a ser la sociedad egipcia que hombres jóvenes, que no superan los 30 años, no se atreven a dar el nombre de su madre para que no se les “relacione con ella”. Al igual que ustedes que están leyendo esto, de verdad no logro comprender por qué se podrían avergonzar si es una cosa natural que un hijo venga de una mujer. Sólo me queda una respuesta: mujer como ser de segunda categoría.

Pero UN Women quiere terminar con esta “costumbre” y junto a IMPACT BBDO Dubai, iniciaron la campaña #MyMothersNameIs que invita a todos los hombres, particularmente a los residentes de Egipto, a que le “devuelvan” el nombre a su madre quien pasa a ser “la mamá de [nombre hijo mayor]” y que muchas veces no saben o no recuerdan cómo se llama la mujer que les dio la vida. ¿Cómo? Cambiando su foto de perfil de Twitter por el nombre de la madre y usando el hashtag #MyMotherNameIs

For men in Egypt and in many other countries in the Middle East, there is a peculiar taboo of not disclosing one’s mother’s name in public, lest her name become a subject of shame and ridicule in public forums. Over time, her name becomes forgotten and she’s only referred to as ‘The mother of her eldest son’. UN Women’s ‘Give Mom Back Her Name’ initiative is simple yet powerful and aims to take steps to eradicate this taboo and giving mother’s in Egypt and the Middle East their names back in public fora.