Instagram no sólo censura senos

No es lo que se imaginan. Pese a que soy mujer y llevo menstruando más de la mitad de mi vida, puedo entender que a algunas personas les cause asco ver la sangre así que la foto que censuraron no tiene nada que ver con eso. Es sencillamente una realidad que vivimos las mujeres todos los meses: manchar nuestro pijama y la cama con sangre porque la toalla no resistió. ¿Asqueroso? Para nada pero Instagram no piensa así y censuró la foto porque “it doesn’t follow our Community Guidelines”.

Amamos Instagram y lo usamos constantemente pero quién entiende esas Community Guidelines. Primero supimos que es inmoral mostras senos femeninos desnudos. Luego supimos que incluso el seno de una mujer amamantando es “espantoso” para Facebook. ¿Y ahora esto? WTF?!?

La imagen fue puesta con una finalidad: comprobar la censura y doble estándar de la red social. Rupi Kaur creó una serie de imágenes llamada “Period” como parte del proyecto final de un curso de retórica visual. Como explica en su sitio web, Instagram eliminó su fotografía dos veces. Sin embargo, lo que ella quería demostrar era cómo es que la misma red social permite fotos de chicas en ropa interior en posiciones sexuales pero elimina una foto tan natural como una chica manchada con su periodo. Really?

insta

This just goes to show who is sitting behind the desk. And whose controlling the show. Whose controlling the media and who is censoring us.

Some women aren’t allowed in their religious place of worship. Out of their homes. To do certain things. And are told they are sick. As if the period is a common cold. Yes. This is here in North America. I have been hospitalized many times because of issues associated with my period. I have been suffering from a sickness related to my period. And ever since I have been working so hard to love it. Embrace it. Celebrate it. Even thought it’s given me so much pain in the past few years. and they want to tell me I should be quiet about this. That all of this we experience collectively does not need to be seen. Just felt secretly behind closed doors. That’s why this is important. Because when I first got my period my mother was sad and worried. And they want to censor all that pain. Experience. Learning. No.

dos 2

Esta es sólo una parte de la extensa carta que escribió Rupi y que no podemos estar más de acuerdo en todos y cada uno de los puntos que señala: no tiene por qué disculparse con la red social, le da las gracias porque confirman su punto, explica que como mujer mes a mes sangra para ayudar a que la humanidad sea posible y así y todo, la censuran. Habla también de cómo en algunas sociedades la menstruación es vista como algo sagrado y en otras –como les contábamos hace unos días– es una cosa que avergüenza a muchas adolescentes y mujeres.

Seriamente estoy pensando en dejar de usar la red social, aunque sea por un tiempo determinado porque sus “Community Guidelines” no tienen nada que ver con mis valores y creencias. Sería una manera de boicotear Instagram. ¿Se sumarían?