¿Debemos googlear a nuestra futura cita?

Imagina que acabas de hacer un match en Tinder, comienzan a enviarse mensajitos, un par de fotos y se despierta ese bichito de querer saber más. ¿Lo googleo? “Nah, muy psicópata” y ahí queda la intención. A veces. Pues claro, eso de andar investigando en la vida de un desconocido es borderline con lo que comúnmente llamarías una psycho. Y es verdad… hasta cierto punto. Es un tema complicado. Mejor vamos por partes.

Si consideramos que sólo un 6% de los solteros conocieron a su date en un bar (ver aquí), lo más probable es que tu próxima cita sea un total y absoluto desconocido que conociste a través de uno de estos sitios online. Eso qué quiere decir: no sabes absolutamente nada -literalmente- nada de él. Existen 50% de posibilidades que sea un hombre normal y un 50% que sea un asesino en serie. Ok, exagero, pero puedes encontrarle algo. Juntarse con un desconocido puede terminar de la peor manera.

Tampoco podemos vivir pensando en que algo malo nos pasará ni desconfiar de todo el mundo. Hay que encontrar el equilibrio.

Por otro lado, siempre que buscamos un nombre en Google pensamos que, lo más probable, encontraremos algo malo -somos pesimistas, admitámoslo-. Pero ¿qué pasa cuando nos encontramos con algo realmente amazing de esa persona? Qué pasaría si Google te arroja que el tipo que te juntarás mañana a cenar, ganó un Nobel en Física hace 3 años. ¿Tendrías la misma predisposición de si no supieras ese dato?

Saber mucha información, como en este caso extremo, inconscientemente cambiará nuestro comportamiento. Por ejemplo, yo no sé nada de fútbol americano por lo que si algún jugador conocido me invitara a salir, lo más seguro es que no tendría idea quién es. Mi cita sería como cualquier otra cita. Pero si antes de llegar al bar me entero que es uno de los jugadores más talentosos de la NFL, por supuesto que mi impresión cambiará. Conociéndome, me costaría demasiado no tratar de sacar el tema durante la conversación.

Le pregunté a 2 personas que suelen usar aplicaciones de citas online y tuve diferentes respuestas: el hombre lo hace siempre, siempre y la mujer, nunca lo ha hecho.

¿Debemos o no Googlear a nuestra próxima cita? En estos tiempos sí, queremos evitar toparnos tipos como que buscan víctimas y no una pareja. Eso sí, sólo para confirmar que no es un prófugo de la justicia condenado por abuso sexual. La idea de una first date es conocerse mientras conversan, no llegar con la historia de vida completa. ¡No matemos la magia!