Martes 16 de Octubre 2018

Mamás de São Paulo serán libres de amamantar a sus bebés donde quieran

Mamás de São Paulo serán libres de amamantar a sus bebés donde quieran

Sabemos que el mundo va en la dirección correcta cuando nos enteremos de movimientos como Tetarte, que tuvo su nacimiento en Chile. Sin embargo hay quienes (esto va para ustedes señores Facebook e Instagram) continúan clasificando al cuerpo femenino como una inmoralidad. Desafortunadamente no son los únicos: a muchas personas les incomoda la hermosa imagen de una madre amamantando a su bebé, como si no fuera lo más natural del universo. Por lo visto es algo que claramente ha entendido el gobierno brasileño, que se encuentra a puertas de firmar una ley que multe a quienes se opongan a que las mujeres de São Paulo amamanten a sus bebés.

Si no te gusta ver a una mujer lactando, más te vale que comiences a mirar para otro lado. Parte del ritual de ser mamá (y lo saben todas las mujeres que lo han sido en algún momento) es responder a las necesidades básicas de una personita que durante sus primeros años de vida es incapaz de hacer nada por sí misma. La alimentación es básica, durante los primeros meses de vida del infante sucede cada vez que este tiene hambre y las mujeres que han decidido darle su propia leche a sus hijos, tienen el derecho y deber de hacerlo cuando los pequeños tengan hambre.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la leche materna es “la mejor fuente de alimento” para un bebé y varias organizaciones y estudios médicos recomiendan que la mujer amamante a su hijo por lo menos durante los primeros seis meses de vida. La leche materna no es sólo la manera obvia y natural de alimentar a un baby, sino que les permite a madre e hijo estrechar sus lazos de cariño y cercanía.

Como reporta US Today, resulta que la discriminación contra las madres lactantes en São Paulo, Brasil, llegó a niveles tan altos, que las autoridades están trabajando en una legislación que prohíba a organizaciones públicas y privadas discriminar o impedir que una mujer amamante en público. Bajo esta nueva legislación, que se supone comenzará a regir en un par de semanas, quienes atenten a discriminar a una mujer lactante podrá pagar hasta $150 de multa.

Por un lado es un poco triste que se necesite de una intervención legal para que las mujeres puedan amamantar a sus bebés tranquilamente, pero por otro aplaudimos la decisión de la ciudad de São Paulo y esperamos que sirva como ejemplo mundial de educación sobre el valor y la importancia que tiene que una mami pueda alimentar a su bebé donde el momento lo requiera, sin sentirse juzgada o discriminada.