Miércoles 24 de de Julio 2019

Un abrazo sana, sana colita de rana

Un abrazo sana, sana colita de rana

Si me dijeras que nunca has corrido hacia alguien amado sólo para que te dé un abrazo, no te creería. Hasta Superman necesita abrazar a Luisa Lane de vez en cuando para invitarla a volar.superman

Pues algo tan simple como un abrazo puede ayudarnos a curar heridas o enfrentar los retos de la vida con otra perspectiva. Nos hace sentir sostenidas y seguras al dejar que otra persona se acerque a una de nuestras partes más íntimas y valiosas: el corazón. Piénsalo bien: un abrazo sincero es un encuentro de corazón a corazón. Independientemente de que abraces a tu pareja, primo, mamá, papá, hermano o BFF, al abrir los brazos retiramos las defensas de nuestro cuerpo y nos colocamos ante el otro con toda nuestra vulnerabilidad.loving-embrace

Resulta que en Miami hay un Instituto de Investigación sobre el Contacto de la Escuela Universitaria de Medicina que ha realizado varias investigaciones sobre el efecto del abrazo en la salud. Según esas pesquisas y las realizadas por autores como Lía Barbery, creadora de la abrazoterapia, un abrazo nos hace liberar oxitocina, la famosa hormona del amor que nos ayuda a relacionarnos con otras personas y tiene una sabrosa función en el orgasmo.

Así que un abrazo puede aliviar males como:

  • La soledad. Sentir a otra persona cerca nos ayuda a saber que sentirnos solos es un estado mental, nomás.
  • El egoísmo. Abrazar a otro nos ayuda a practicar la empatía, la conciencia del otro, la preocupación por el otro. ¿Hay mejor ejercicio para superar el egoísmo?
  • La inseguridad. Sentirme sostenida en los brazos del otro me hace experimentar apoyo y compañía, lo que me inspira confianza en los demás y en mí misma.
  • El dolor. Varios estudios señalan la efectividad de un buen abrazo para disminuir el dolor físico, incluso entre enfermos de cáncer, especialmente mujeres con cáncer de seno.
  • El miedo. Aunque las raíces de un miedo, cualquiera que sea, son complejas, se relacionan con la falta de confianza y la soledad. Y para ambas cosas un abrazo es una buena medicina.

Aprovecha que hoy es lunes y que andamos con lo cranky a flor de piel, para dejarte abrazar y regalar abrazos. Total, no tienes nada qué perder.