Miércoles 19 de Diciembre 2018

Con la llegada del brinner… breakfast all day!

Con la llegada del brinner… breakfast all day!

Podría pasarme todo el día comiendo sólo desayunos. Me considero adicta a todos los tipos de desayunos: dulces, salados, vegetarianos y carnívoros.¡Los amo todos! No tengo ningún problema en tomar desayuno y luego ir a comer brunch (mi segunda comida favorita del mundo) pero ahora con la noticia de la nueva tendencia del brinner, estoy on fire. ¿Del qué? Sí, como lo sospechas: comer desayuno pero a la hora de la cena.

Buscando y buscando no encontré dónde partió esta tendencia pero muchos hablan, cómo no, que se inició en Nueva York, especialmente por el gusto de muchos newyorkers de comer leche con cereales a la hora de la cena. Otros blogs aseguran que mucha gente lo ha hecho desde siempre sin que tuviera un nombre en particular como ahora. Esta costumbre de ponerle nombre a todo…

La cosa es que, por ejemplo, desde que soy pequeña que he visto normal comer pan tostado con aguacate (a la chilena) en la noche cuando mi mamá no tenía tiempo de cocinar. Ahora de adulta, me encanta comer yogurt griego con miel, granola y chia con un jugo de frutas -y un té- tipo 9 de la noche. No lo hago todos los días, pero sí de vez en cuando.

En Estados Unidos hay muchos diners que ofrecen desayunos todo el día así que si estás antojado de unos pancakes o french toast, puedes comerlos en muchos lugares. Un restaurante de NYC que visité muy seguido durante un par de meses fue La Bonbonniere, ubicado justo en West Village donde, por supuesto, sólo pedía diferentes tipos de desayunos. Mi recomedado: french toast. Tranquilas que aunque esté en uno de los barrios más caros de Manhattan, lo mejor es la relación precio calidad: platos gigantes por pocos dólares. Les advierto que es muy local y no tiene nada de lujos ni mucho menos.

Pero como ahora conozco el término lo puse en Google y adivinen qué, ya hay varios restaurantes que lo promocionan en sus menús tal cual lo hace la mayoría con la opción de brunch. Uno de esos locales que he querido probar hace tiempo es el restaurante ucraniano Veselka (en East Village) y que me llama la atención porque vende desayuno todo el día y, por supuesto, porque quiero saber qué comen en Ucrania a la hora del desayuno.

Por ahora, ya pienso en mis omelet con queso feta y acelga que desayunaré hoy. ¡Perdón! Cenaré.