¿Por qué no nos gusta pedir ayuda?

Se van a dar cuenta de que no puedo sola. Van a saber que me equivoqué. Voy a quedar como una tonta. Me van a correr. ¿Qué van a decir de mí?... Y así son muchas las excusas que ocultan las razones de fondo por las que preferimos equivocarnos, mentir, que todo salga mal, antes que pedir ayuda.

Hemos crecido con la idea de competir por todo: por un trabajo, por un lugar en la escuela, por una pareja, por la casa, por el cuerpo perfecto, por evitar el paso del tiempo, por ser superwoman all the time. ¡Y es tan cansado! Realmente agotador.

Pedir ayuda es sinónimo de vulnerabilidad, pero si cavamos en la profundidad de nuestra súper independencia artificial, descubriremos las razones que ocultan nuestra falta de capacidad para pedir y aceptar ayuda.

No pido ayuda por orgullo: ¿Habrá alguien tan o más listo que yo que sea capaz de brindarme ayuda? Nooo, nunca. Entonces mi orgullo se infla y vuela de la mano de mi soberbia para hacerme creer que puedo ver a los demás desde las alturas, desde donde nadie puede alcanzarme… hasta que el globo se revienta y caigo en picada. Hasta el piso.globo

No pido ayuda porque me da miedo que me digan que no: Y si me rechazan será una lección que merecía por haber pedido ayuda. No se me ocurre pensar que cada “no” que recibo en la vida, es una oportunidad de mirar hacia otro lado, de buscar el “sí” donde no imaginaba que estaba, en otra persona, en una experiencia diferente.no

No pido ayuda porque no confío en los demás: No creo que puedan ayudarme porque no parecen saber cómo hacerlo, porque sólo yo puedo hacer las cosas bien. No puedo ver que no confiar en los demás es también un reflejo de la falta de confianza en mí misma.

confianza

No pido ayuda porque tampoco quiero darla: Si pido ayuda me sentiré comprometida a ayudar al otro cuando lo necesite, y la verdad tengo poco para dar, entonces pido poco y doy poco. No, nada que ver con egoísmo.

suficinete

No pido ayuda porque yo puedo sola: Tengo que demostrar que soy tan competitiva, que no necesito a nadie, soy autosuficiente. ¿Alguien sabe dónde se hace el casting para la próxima Supergirl?

supergirl

Así que la próxima vez que necesites ayuda y te sientas vulnerable por pedirla, piensa que establecer vínculos para pedir, recibir y dar ayuda a otras personas, teje una hermosa telaraña humana llamada solidaridad. Y es cierto: muchas veces no recibimos lo que esperamos, pero a cambio tendremos la oportunidad de sentirnos plenas, felices y satisfechas sólo por ayudar.