Martes 16 de Enero 2018

Esto es lo que NO debes hacer si realmente quieres perder peso (9 tips comprobados)

Esto es lo que NO debes hacer si realmente quieres perder peso (9 tips comprobados)

Mi querida amiga Mónica dice que a veces no se reconoce en el espejo con 67 libras menos de peso. Literalmente, la vida le ha cambiado. Y sorry, pero no te vamos a decir qué hizo Mónica para dejar de pesar 216 libras. Tampoco te vamos a dar una receta mágica ni te vamos a recomendar ningún medicamento para bajar de peso (Mónica nunca los ha tomado). Más bien te vamos a decir lo que esta chica NO hizo para llegar a sus 149 libras de hoy y mantenerlas.grumpy-cat-cardio-300x300

Para perder peso de manera lenta pero segura (y sostenerlo), esto es lo que nos cuenta Mónica que NO hace:
1. NO sigue ninguna dieta que le recomienden. De proteínas, de vegetales verdes, del helado, de la luna, macrobiótica, y muchos etcéteras más. Son muchísimas las dietas circulan por ahí, pero si las has probado todas y con todas rebotaste, haz lo que hizo Mónica: buscó un nutriólogo que, además, no le diera pastillas para adelgazar.

2. NO deja de comer. La nutrióloga le explicó a Mónica que dejar de comer incrementa los niveles de grasa en el cuerpo, pues tiende a almacenarla para resistir el hambre. Además, las células del organismo comienzan a comerse entre sí.

3. NO consume alimentos light, mucho menos las bebidas. Los alimentos light son una bomba de químicos sin calorías que producen otro tipo de efectos. Mejor optar por lo natural.

4. NO tiene en casa alimentos que no debe comer. Si en tu refrigerador guardas un helado, un pastel o un paquete de chocolates con el pretexto de que “es para los niños”, “para las visitas” o “para el antojo”, te engañas: seguro sucumbirás a su encanto en algún momento. Lo mejor es apegarte lo más que puedas al plan de alimentos del nutriólogo.

5. NO cree que un poquito de ejercicio es suficiente. Tampoco pasa 3 horas diarias en el gimnasio, pero Mónica sí ha creado una disciplina para hacer de 4 a 5 horas de ejercicio a la semana, porque –aunque no nos guste- el ejercicio es fundamental para perder peso. Y aquí algo importante: crear hábito y disciplina requiere varios meses.

6. NO se pesa 3 veces al día. Mónica nos cuenta que, al comenzar a perder peso, es común que subirse a la báscula se convierta en una obsesión. Ella sólo se pesa cuando visita a la nutrióloga, porque ella puede darle una correcta interpretación de su grasa, su masa y otros elementos corporales.

7. NO se empeña en poner a dieta a su pareja ni a su familia. Respeta los alimentos de los demás como respeta los suyos. Después de todo, la obesidad es un problema de ella, no de los otros.

8. NO recorre libremente el supermercado. Evita caminar por los pasillos donde está la comida que le encanta, pero que le hace daño (snacks, sodas, galletas, pastelillos). Y nunca va con el estómago vacío.

9. NO espera resultados mágicos. El gran sueño de Mónica era dormirse gorda y despertarse flaca. Hasta que dejó de soñar para enfocarse en la realidad de que perder peso requiere esfuerzo, cuidado y amor a sí misma. Mónica no ha rebotado en 4 años porque ha perdido peso de manera lenta y sostenida.