Atentos católicos, ahora se pueden confesar vía Snapchat

Atentos católicos, ahora se pueden confesar vía Snapchat

Uno de los sacramentos del Catolicismo es la confesión. Los creyentes le confiesan sus pecados a un sacerdote, éste los escucha, los perdona en nombre de Dios y dependiendo de la gravedad de los pecados, se les da un castigo -que es rezar Padre Nuestro y Ave María-. Desde que el mundo es mundo, esta dinámica se da en el confesonario… hasta ahora. Porque los avances de la tecnología también llegaron a la Iglesia: un sacerdote confiesa a los fieles mediante Snapchat.

Ok, la verdad es que no es que el Vaticano aprobara esta nueva manera de confesarse ni nada por el estilo. Sucede que en San Antonio, Texas, hay un usuario de Snapchat llamado @PriestDavid quien usa esta red social para librar de pecado a los creyentes.

Let’s talk about this.

Por un lado, encuentro genial la idea de sacarle provecho a la tecnología de esta manera. En teoría, no dice en ninguna parte que el fiel tiene que estar arrodillado con la cabeza gacha diciendo sus pecados mientras un curita lo escucha a través de una ventana enrejada. El fin último es lograr el perdón de Dios que lo da el sacerdote, right? También lo veo como una manera de acercar a los jóvenes a la Iglesia.

Sin embargo, hay un lado muy muy muy feo en todo esto: no olvidemos que los Snapchats no desaparecen. Existe una manera de recuperar los videos e imágenes y hace un tiempo te lo contamos. ¿Te imaginas que se filtren tus confesiones y se conviertan en viral en YouTube? No sería nada, nada de chistoso.

4 News de San Antonio conversó con el hombre detrás de @PriestDavid quien prefirió mantenerse en el anonimato y no dar detalles de la congregación a la que pertenece. Lo que sí confesó (haha) es que lo hizo para ayudar a un compañero de la universidad, que sólo lo hará hasta el 16 de marzo (buuu) y que, aunque algunos lo dudan, usa sotana desde hace 23 años.

Creo que si Jesús estuviera vivo, usaría las redes sociales. ¿Por qué los curitas no pueden hacerlo?