Cómo es el día de una modelo durante la semana de la moda

Muchas chicas sueñan con poder desfilar en alguna pasarela de Fashion Week. Sea en Nueva York, París o Milán, caminar por alguna de ellas es uno de los mayores logros que una modelo puede poner en su curriculum. Pero no es tan fácil ni perfecto como uno se podría imaginar. De hecho, es todo lo contrario: no duermen mucho, corren todo el día y muchas veces pierden dinero pues viajan con la esperanza de ser aceptada en un casting y no siempre sucede. Es arriesgado y demanda muchísimo tiempo.

Por su puesto que la rutina cambia totalmente durante el período de Fashion Week que, para ellas, comienza un par de semanas antes con los castings y fittings.

Conversamos con dos guapísimas chicas en el backstage de Rolando Santana y nos contaron cómo es su dinámica durante estos días y que, desde ya les decimos, son una locura.

Desde Brooklyn a China

model_ana

Annabelle Tsaboukas tiene en su mano un plato de ensaladas y un wrap. Aunque muchas lo duden, las modelos sí comen. No todas, pero muchas comen incluso antes de que empiece un desfile. Como Anabella que ya está peinada pero está a la espera de que uno de los makeup artists de MAC la prepare. “Hoy me desperté ‘tarde’ tipo 8 porque no tenía un call temprano”, me dice esta chica de 23 años de apellido griego que vive en Brooklyn. Un call, me explica, es cuando tiene que estar en un backstage “que siempre son unas 3 horas antes de que comience el desfile”.

Su desayuno normal es un té (“¡odia el café!”) con algún cereal o algo liviano. “¿Normalmente comes?” le pregunto directamente. “Sí, por supusto que como pero muchas veces no tengo tiempo por andar de un desfile a otro y en muchos shows no se preocupan de tenernos comida” se queja y es verdad, lo he visto con mis propios ojos: no todos los backstages tienen catering. Tirón de oreja para los organizadores pues tener a 20 chicas 3 horas justo al medio día sin comida, es inhumano.

model_anapasLa única rutina que altera durante estos días es aumentar la cantidad de agua que consume. “Es mucho el maquillaje y cosas que te ponen en la cara sumado el frío de esta ciudad… es una tortura para la piel que queda muy reseca así que tomo demasiada agua”.

Annabelle me cuenta que su “semana de la moda” empieza varias semanas antes que el puntapié inicial y que se pasea de casting en casting incluso cuando ya ha empezado. “Muchos diseñadores no escogen a las modelos hasta unos dos días antes del desfile así que en cualquier minuto te pueden llamar porque alguien falló”. Ese día sólo tenía 2 desfiles, 6 castings y 2 fittings (probarse el outfit que llevará en la pasarela).

Esta no es la primera NYFW para Anabelle pero sí “ha sido una de las más relajadas”. Y es que en septiembre pasado la modelo también estaba estudiando chino y durante esas semanas fue una locura “que incluso no terminé de la mejor manera pues fue mucho stress pasar de clases a un casting y luego volver con los libros”. Por eso ahora decidió dejar sus estudios en standby y dedicarse a trabajar. Pero lo que ha aprendido lo podrá usar en marzo pues parte a China a trabajar para unas campañas por un par de meses.

Siempre con un fruta en la bolsa

model_ale

Alejandra Infante está a la carrera. Normalmente tiene entre 10 y 14 castings al día y en los días más exigentes, 7 u 8 desfiles. “Todo eso lo debes combinar que con las pruebas de maquillaje, que con las pruebas de ropa, que los zapatos… es una locura. No tienes tiempo para nada”. Necesitaba hacerle la pregunta “¿y cuándo comes?”. El desayuno es vital para ella sobre todo porque al igual que Annabelle, está consciente que no siempre habrá comida en los backstages. “Como un desayuno ligero pero completo con frutas, cereales y fibra. Mi secreto es tener siempre en mi bolsa una manzana, un yogurt o una barra energética por si no puedo comer nada más grande… comes cuando puedes y cómo puedes”.

model_alepasMientras estamos las dos en backtage, le pregunto qué piensa de la extrema delgadez de algunas modelos que he visto y que son, lamentablemente, puro hueso. “Creo que ahora está un poquito más controlado porque los medios también se han puesto más críticos. ¿Pero sabes cuál es el problema? A los diseñadores les gusta este cuerpo de mujer tipo gancho donde puedan colgar sus prendas y ya” me dice Alejandra y vaya que tiene razón. Criticamos a las modelos que la verdad, sólo quieren trabajo. Es el problema del huevo o la gallina. Anyways.

Siguiendo con el día a día de Alejandra, me cuenta que muchas veces despierta a las 4 am porque tiene un call a las 5 am para el show que comienza a las 8 de la mañana. Con esos horarios, hablar de tener una rutina fija es un poco complicado considerando que por ejemplo ese día, tenía 2 shows más y 2 castings. Eso sí, cuando tiene el tiempo, hace una rutina sencilla de ejercicios. “Si no tengo que estar de pie tan temprano, hago un poco de squads y abdominales pero nada muy fuerte. Fuera de periodos de Fashion Week sí tengo una rutina fija pero ahora es imposible de realizarla”.

¿El mejor consejo que me da? “Siempre ir desmaquillada a la cama”.