Jueves 23 de Noviembre 2017

Todo perro se parece a su humano, ¿o al revés?

Todo perro se parece a su humano, ¿o al revés?

En una escena de 101 Dalmatians (1961), el clásico de Disney, Pongo hace notar que los perros usualmente se parecen a sus humanos. Crecí con esa escena bien plantada en la cabeza y muchas veces me ha divertido comprobar, en innumerables visitas a dog playgrounds y otros tantos recorridos por calles de muchas ciudades, que la Pongo’s theory es verdad (por mera vanidad aclaro que no vi la película en estreno, sino varios años después :P).

101-dalmatians-2

Al parecer la mía no fue la única mente infantil que atesoró la idea del caballero dálmata. Hace unos años Nicholas Christenfeld, psicólogo social de la Universidad de California, realizó una investigación para tratar de explicar por qué los perros en muchos casos se parecen a sus humanos.

Para ello, fotografió por separado a 45 perros y sus dueños, y pidió a personas ajenas a ellos tratar de identificar qué perro hacía mancuerna con qué humano. Prácticamente todos atinaron a las parejas, pero hay que considerar un factor muy importante: las parejas seleccionadas exitosamente estaban conformadas por humano y perro de raza pura. Hacer el match no fue tan sencillo cuando el animal acompañante del humano era una mezcla de razas.

101-dalmatians-1La verdad que a Christenfeld no le quedó muy clara la explicación científica del asunto, pero lo que sí indicó es que, si los humanos pueden elegir a un perro -como ocurre cuando se compra una raza en específico-, inconscientemente buscan uno que de alguna manera se les parezca. En psicología esto se conoce como el “efecto de la mera exposición”, por el que tendemos a elegir lo que nos parece familiar.

Hace unos años mis compañeros animales son gatos, pero con cariño recuerdo que mi querida samoyedo Loba y yo, sí nos parecíamos. Quizá no físicamente, pero sí compartíamos el gusto por dormir mucho, por la comida más prohibida, por caminar bajo la lluvia y la impaciencia ante los perros llorones. En realidad no sé si yo me parecía a ella o ella se parecía a mí, aunque creo que todas tenemos algo de nuestro animal de compañía y viceversa, no importa si es perro, gato, tortuga, pez, hámster… ¿Tú y tu mascota en qué se parecen?