Lunes 16 de Julio 2018

Piecitos suavecitos, suavecitos

Piecitos suavecitos, suavecitos

Entre el frío, la corredera en el subway y los tacones, nuestros pies sufren, sufren, sufren. Merecen que les pongamos atención unos minutos al día no sólo para descansarlos, sino también para humectar su piel y dejarlos bien suavecitos.

Faltan varias semanas para que podamos siquiera permitirnos el lujo de dejar que la puntita de nuestros dedos de los pies asome tímidamente por los zapatos, pero justo por eso, estamos a muy buen tiempo de darles un tratamiento casero que los dejará bien suaves.

Saca de tu alacena:

  • El jugo de medio limón
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Medio vaso de leche

Revuelve todo muy bien y aplícalo en tus piececitos con un algodón. Date un masajito, o pídele ayuda a ya-sabes-quién, deja actuar los ingredientes unos 10 minutos y enjuaga con agua tibia. That’s it!