Lunes 16 de Julio 2018

Desigual quiere colores y flores en el invierno

Desigual quiere colores y flores en el invierno

Sea otoño o verano, las newyorkers aman vestirse de negro. ¿La razón? I don’t know. La cosa es que pensar vestirse con colores y flores en invierno suena, por decirlo de una manera, imposible. Pero lo que nos gusta de la moda es que las reglas están para romperse y hay que arriesgarse para reinventarse. Y así lo hizo hoy Desigual: llenó de alegría, colores y flores la carpa del #NYFW ubicada en Lincoln Center. Y nos gusta.

Christian Lacroix se inspiró en, prácticamente todo el mundo para crear la colección Fall/Winter 2015. “It’s composed of African-inspired black-and-white prints, multi-hued embroideries from all corners on earth, Oriental carpets motifs and Baroque tapestries woven into vivid abstraction.” And that was exactly that we saw.

Lo que más me gustó es que pese a usar tonos como verde, rojo, azul, Naranjo y amarillo (todas las botas eran amarillas), no se veía como una colección veraniega pues todo tenis negro o blanco en la medida perfecta para que siguiera siendo invernal. Por supuesto que las capas, ponchos y sweaters nos recordaban que estábamos un adelanto de lo que será la próxima temporada otoñal.

 

Lo que más se repitió –por decirlo de alguna manera- fueron prendas que ya venimos viendo hace un par de temporada. No podía faltar el popular crop top (pero no tan cortos y de lana) ni las capas y sweaters de lana. Mucha piel artificial, terciopelo y seda fueron los materiales usados por Lacroix.

¿Nuestros favoritos? Los vestidos de manga larga pero cortitos como los utilizaban las mujeres en los 60’. ¡Ah! Las botas amarillas fueron otro highlight del desfile. No es un color que usemos muy a menudo pero me gustó porque sea la temporada que sea, le dará ese toque de color que siempre es bueno.

Aunque la idea es contarles de la ropa, no podemos dejar pasar que una de las protagonistas  del show fue una modelo:  se trata de Chantelle Winnie, -la modelo con vitiligo-  quien el año pasado ingresó al programa America’s Next Top Model encontrando ahí el puente que la lanzó al estrellato. La verdad es que ella y el resto de las más de 20 modelos llenaron de risa y alegría la pasarela: ellas seguían el motto de la firma española “la vida es chula”.

Pese a que la semana de la moda recién comienza, sólo por el hecho de querer arriesgarse y romper los esquemas, Desigual ya está dentro de nuestros show favoritos.