Domingo 16 de Diciembre 2018

No nos sumamos a las críticas contra Urban Outfitters

No nos sumamos a las críticas contra Urban Outfitters

La verdad es que estamos aburridas que cualquier cosa que haga cualquier marca siempre sea criticada. Que si ponen sólo a modelos delgadas, son una marca poco realista. Si ponen a puras modelos plus size, las más flacas se quejan porque no piensan en hacer ropa para ellas. Siempre se critica, como dicen en mi país, por angas o por mangas. Que si la ponen está mal. Que si no la ponen está peor. Me aburrí de ese afán de criticar todo. Hay veces que las marcas sí se lo merecen pero hay veces que no. Y la última polémica en que está Urban Outfitter es una de esas veces en que no. Por lo menos para mí.

Urban-Outfitters-Tapestry-2015_380No es nuevo que Urban Outfitters, cada cierto tiempo, esté en el ojo de las críticas por algo que están vendiendo (lee las dos últimas acá y acá) pero la verdad que la queja de hoy no la entiendo. Sucede que la Anti-Defamation League (ADL), una organización que lucha contra el antisemitismo, está exigiendo a UO que deje de vender un tapiz de líneas azules y blancas con un triángulo rosa invertido (que no está disponible en el sitio de UO). ¿La razón? Se asemeja mucho al uniforme usado en los campos de concentración Nazi durante la Segunda Guerra Mundial. En esa época, el triángulo rosado debían llevarlo los hombres gay para que así pudieran ser identificados.

“Whether intentional or not, this gray and white stripped pattern and pink triangle combination is deeply offensive and should not be mainstreamed into popular culture“, dice el comunicado de la ADL.

Que quede en claro que el Holocausto fue una tragedia que no puede quedar en el olvido. Ha sido una de las peores atrocidades que ha cometido el hombre y mientras se pueda, criticaremos y levantaremos la voz cuando sea necesario para que esto no vuelva a repetirse ni mucho menos, apoyaremos a quienes intenten burlarse de las víctimas.

El punto es que tratar de encontrar “teorías conspirativas” en todas partes no me parece bien. Todos, absotulamente todos, si nos ponemos a pensar, podríamos encontrar algo malo en tal o cual línea de ropa, zapatos o maquillaje.

Como si fuera poco, en la época de los 70’ el triángulo rosado se convirtió en un ícono del orgullo gay por varias agrupaciones LGBT de Estados Unidos.

Lo siento, pero hoy no nos sumaremos a la polémica contra Urban Outfitters.