¿Por qué no estoy bajando de peso?

Empezaste el año con las pilas puestas: te inscribiste al gimnasio y estás yendo 5 veces por semana, tuviste una conversación seria con el chocolate y le explicaste que aunque lo amas, tienes que dejarlo, te despediste de Chipotle y de tu amada Coca-Cola y llevas un mes sin comerte una harina después de las 4 pm. Resulta que te subes a la balanza y notas con horror que no has bajado más de media libra. What?! Todo el esfuerzo, el sudor y la fuerza de voluntad para ver que no estás bajando de peso. Antes de que entres en pánico y te de por tragarte media pastelería, vamos a ver qué razones pueden existir detrás de el testarudo peso extra que no quiere abandonarte:

  • ¿Estás obsesionada con lo healthy?

Un estudio de la Universidad Yale demostró que si te concentras en que “estás comiendo saludable” o “ligero” tu cerebro producirá cantidades extras de la hormona ghrellin. Lo que hace la susodicha es lograr que te sientas menos llena y le indica a tu metabolismo que trabaje más lento por que “¡nuestra humana se puso a dieta!” Para evitarlo, concéntrate en saborear las cosas deliciosas de tus platillos como: las nueces, el yogur griego y la miel.

salad

  • ¿Te la pasas pensando en el gimnasio?

Obvio que una cosa es hacer ejercicio y otra muy distinta pensar en hacerlo. Supongamos que tu estás dentro del grupo de las que realmente se mueve. Pero si además te la pasas pensando en “lo exhaustivo que será el ejercicio” es bien probable que te la pases comiendo (sin siquiera pensarlo). La solución es ser estricta con tus horarios de comida y antes de ir al gimnasio, cómete un snack lleno de proteínas que no pase de 150 calorías.

gym

  • Workaholic?

Si eres de las que se clava frente a la pantalla de su computador por las 8 horas laborales, sin medio descanso, estás cometiendo un grave error. No sólo sacarás más pancita, sino que de acuerdo con investigadores de la Universidad Missouri-Columbia, tu cuerpo dejará de producir la encima antigrasa lipase. Sé que tienes un informe importantísimo que entregar, pero párate de tu escritorio, estírate o por lo menos mueve las piernas mientras estás sentada para quemar más calorías.

work

  • Beauty sleep

Dormir no sólo te mantendrá bella y juvenil, sino que te ayudará en tu proceso de pérdida de peso. Así que entrena a tu cuerpo a dormir entre 6 y 8 horas al día.

domrir

  • Todo está en tu cabeza

Si le llamas “hacer ejercicio” a montarte en la elíptica con cero resistencia durante 15 minutos al día y “comer saludable” a reemplazar las french fries de tu cheese burger combo por ensalada con ranch dressing, ahí tienes tu respuesta de por qué no estás perdiendo peso.

salad

  • ¿Qué peso quieres perder?

Si tu índice de masa muscular está dentro de los límites saludables, tu médico dice que tu peso es ideal y los que te rodean piensa que estás loca por querer perder peso, tal vez tu cuerpo te está diciendo que en realidad lo estás. Lo menos que quieres es desarrollar un problema de autoestima o un desorden alimenticio por tratar de parecer un esqueleto ambulante. Just love yourself chica!

skeleton