Jueves 20 de Septiembre 2018

Debemos terminar con el mundo de las “princesas” Ana y Mia

Debemos terminar con el mundo de las “princesas” Ana y Mia

Hace unos 4 años fue cuando descubrí este mundo de las “princesas” Ana y Mia. Tuve que escribir un artículo sobre las cientos de páginas web que bajo este tierno nombre esconden un macabro plan: promover la anorexia y la bulimia. Para quienes no están familiarizadas con estos términos, Princesa Ana es a lo que las chicas anoréxicas quieren llegar a ser y Princesa Mia, es lo mismo pero para las bulímicas. Estos ejemplos a seguir no son más que chicas esqueléticamente delgadas. Suena terrible y lo es.

Frente a la gran popularidad que tienen estos sitios webs entre los adolescentes (el 75% de quienes las consultan son menores de edad), Lidia Amella decidió crear una petición dirigida al Ministro de Justicia y Ministra de Sanidad españoles para que prohíban estas páginas en internet y su manera de hacerlo, fue crear este singular campaña. Según explica, su hija le confesó que estaba dentro del 80% de las chicas que vistan estos portales. Ahora llevan 1 año luchando contra esta terrible enfermedad. “No podéis imaginar lo duro que es si no lo habéis vivido”, cuenta esta desesperada madre.

Es una realidad que nos afecta a todos y nos sumamos a la lucha de Lidia. Es una idea que debería aplicarse en todos los países. Tal como pueden prohibir sitios con contenidos pornográficos, deberían hacer lo mismo con estas páginas que promueven la anorexia y la bulimia.

En Estados Unidos la realidad no es tan diferente. Mira estos datos dados a conocer por Renfrew Center Foundation sobre los tratarnos alimenticios:

24 millones de personas sufren de un trastorno alimenticio en los Estados Unidos.
1 de cada 5 mujeres luchan contra un trastorno de alimentación.
95% de los que tienen trastornos de la alimentación están entre las edades de 12 y 25.
50% de las niñas entre las edades de 11 y 13 se consideran con sobrepeso.
El 80% de los menores de 13 años han intentado bajar de peso.
47% de las niñas de 5to. grado confesó que quieren bajar de peso a causa de las fotos que ve en las revistas.
69% de las niñas de 5to. grado contó que las fotos de las revistas influyeron en su idea de cuerpo perfecto.