Una razón más para odiar los lunes: hoy pesas más

#Hoyeslunes. Zzzzzzz. Que levante la mano quien pueda sobrevivir un lunes sin café… y que me pase la receta porque para mí, eso y escuchar reggaetón, es imposible.

Luego del Sunday blues, abrir el ojo hoy lunes en la mañana me costó un ovario. Es el día que tengo que leer más mails del trabajo porque se acumulan sábado y domingo. Nomás pensar que faltan otros 4 días para que llegue el fin de semana, me provoca un bostezo. Hay un dicho mexicano que dice que los lunes, ni las gallinas ponen. Y por si esto fuera poco, resulta que hoy lunes también peso más. Ajá. #Benditolunes.

lunes

Según un estudio del Centro Técnico de Investigación VTT y la Universidad Tecnológica de Tampere en Finlandia, en conjunto con la Universidad de Cornell, los lunes pesas más, incluso si no has desayunado. 80 valientes se prestaron a la brava tarea de registrar su peso diariamente al despertar, antes de comer nada, por un periodo de entre 15 a 330 días. El resultado: los lunes pesaron más.

Lo mejor es la explicación de los investigadores: pesamos más los lunes porque el fin de semana solemos comer más y otro tipo de alimentos, o sea, guardamos la dieta en el cajón. Además, al ser días de descanso, generalmente también descansamos del gimnasio. Dah!

sospeche

Anyway, ¿te quieres pesar? Hazlo el viernes. Los sujetos y las sujetas del estudio pesaron menos ese día, porque comieron e hicieron ejercicio durante la semana como Dios manda. Otra razón para amar los viernes.

#Hoyeslunes. Y, believe it or not, hay una razón para que me gusten los lunes aunque sea un poquito: porque un lunes es el inicio de un ciclo que llamamos semana y que me da la oportunidad perfecta para empezar lo que sea que quiera empezar. Así que ánimo y que tengas #lindolunes.