Martes 18 de Diciembre 2018

¿Qué me preguntaría mi gato si pudiera hablar? #NationalAnswerYourCatsQuestionDay

¿Qué me preguntaría mi gato si pudiera hablar? #NationalAnswerYourCatsQuestionDay
¿Tienes respuestas para las preguntas de tus gatos?

Hoy es el #NationalAnswerYourCatsQuestionDay. Como quien dice, es el momento de tirarse al piso junto al gato, mirarle a los ojos y pedirle que formule su pregunta, si acaso tiene alguna. La cosa se complica si tu gato disfruta las alturas de los muebles o de las lámparas del techo, o de escondites infalibles como dentro del sofá-cama o bajo la alacena.Cat-fan

Pero bueno, el punto es que, a juzgar por la mirada de mi gato Tripas cuando doy vueltas por la casa buscando algo que se me olvidó, los gatos deben tener muchas preguntas para hacernos, aunque seguro me quedaría corta con las respuestas. Creo que Tripas, nuestro gato cojo, preguntaría:

– ¿Por qué me quitas la cobija si apenas son las 11 AM?
– ¿Todavía no entiendes que este maullido es porque soy un optimista y no me gusta ver el plato de comida medio vacío, sino medio lleno?
– ¿En serio pretendes que me resista a tirarle un manotazo al otro gato que vive aquí?
– ¿Agua? ¿Tampoco este maullido es claro cuando me falta agua?
– ¿Ya escuchaste que ésta es la segunda vez que suena el despertador?
– ¿No queda claro que cuando maúllo frente a la puerta es porque tengo ganas de salir? Ésta no es nada difícil.
– ¿Me puedo comer al pez? ¿Me puedo comer al pez? ¿Me puedo comer al pez?
– ¿Por qué haces caras cuando limpias esa bola de pelo que al fin pude sacar de mi pancita?

funny1

Y Teté, nuestra gatita ciega, también debe tener sus preguntas:
– ¿Podrías dejar de escribir en eso y rascarme bajo la barbilla?
¿Qué te pone tan mal de que me quiera montar al escritorio?
– ¿Cuándo vas a controlar al otro gato neurótico que me tira manotazos cada vez que puede?
– ¿Te intriga saber qué miro cuando me asomo por la ventana?
¿Tu cara luce como huele?
– ¿Verdad que mis escondites son de envidia?
– ¿Jugamos otra vez? ¿Jugamos otra vez? ¿Jugamos otra vez?
– ¿Tú crees que yo necesito ojos?

Ojalá tuviera respuestas para todas las preguntas de estos seres que amorosamente nos acompañan. Creo que más bien están aquí para responder las mías, como el famoso gato Júpiter, que no le da la vuelta a ninguna duda:

¿Y tus gatos, qué preguntarían?