Miércoles 14 de Noviembre 2018

¿Por qué nos sigue sorprendiendo la falta de afroamericanos nominados a los Oscar? #OscarsSoWhite

¿Por qué nos sigue sorprendiendo la falta de afroamericanos nominados a los Oscar? #OscarsSoWhite

Quiero partir diciendo que frente a la cantidad de tremendos y talentosos actores, productores, fotógrafos, sonidistas, escritores y directores afroamericanos que actualmente trabajan en en la industria cinematográfica, apoyo totalmente el hashtag #OscarsSoWhite creado por @ReignOfApril pero no entiendo mucho toda la atención que le han dado en los medios a este asunto. I mean, the industry is racist and we know that… or I thought so! Mejor revisemos un poco la historia de los Academy Awards.

En 1929 se realizó la primera edición de The Oscars (el nombre cambió en 2013) y sólo en 1939 -sí, 10 años después-, Hattie McDaniel se convirtió en la primera persona afro-americana en ganar un premio de la Academia como Mejor Actriz de Reparto por su interpretación en Mammy en Gone with the Wind. Cabe destacar que también fue la primera persona de color en ser nominada (sí, en 10 años nunca nominaron para ninguna categoría a personas afro-americanas).

Tuvieron que pasar otros 10 años para ver a otra persona afroamericana en la lista de los nominados. En 1949 Ethel Waters estuvo en la pelea por un Oscar como Mejor Actriz de Reparto por su papel en Pinky. A partir de la década de los 50’, la Academia fue sólo un poquito (pero sólo un poquito) más justa en reconocer el talento de los afroamericanos. Por ejemplo, en 1954 Dorothy Dandrige se convirtió en la primera afroamericana en ser nominada para Best Actress y Halle Berry la primera en ganarlo en 2001. No, la verdad no mejoró el nivel de los jueces.

Volviendo al 2015 y todos los comentarios de gente criticando el racismo en Hollywood, me confirma aún más que el ser humano no tiene memoria. Repito, me parece insólita (a.ka. WTF!) la falta de reconomiento que la Academia le da a los afroamericanos pero no me sorprende en lo absoluto. No olvidemos las filtraciones de correos entre ejecutivos de Sony y productores de Hollywood hace un par de meses que daban cuenta del racismo en la industria. Aunque lo queramos negar y nadie lo asuma.

Sin embargo, fuera de la falta de sorpresa que me provoca las nominaciones “racistas”, también me molesta la falta de nombres femeninos en los nominados. Obviamente sin contar las candidatas a Mejor Actriz y Mejor Actriz de reparto. Porque estoy segura que hay escritoras, directoras, sonidistas y productoras muy talentosas en la industria y no entiendo muy bien la razón, pero no las reconocen.

En conclusión, este 2015, al parecer, nos dimos cuenta (finally!) que Hollywood es racista y machista. Nice!

//platform.twitter.com/widgets.js