Domingo 20 de Enero 2019

Este año el invierno no arruinará mi pelo

Este año el invierno no arruinará mi pelo

Las frías temperaturas no sólo afectan nuestro mood y aumentan las ganas de consumir calorías, you know, the sugar thing… Además de afectarnos la piel y dejarla más seca que el Sahara, nuestro querido (?) invierno también hace estragos en nuestro pelo. No me vengan a decir que nunca se les han congelado las puntas cuando salieron con el pelo húmedo, o ¿eso sólo me pasó a mí? Anyway, mejor vamos a los consejos para evitar que tu cabello muera durante los meses invernales.

Primer tip: nunca salir con el pelo húmedo cuando afuera el clima está demasiado frío porque se congela. #TrueStory.

Haciendo un research en la web te das cuenta que existen millones de consejos y secretos que, supuestamente, serán la salvación para tu cabello. El problema es que mientras unas bloggers aseguran que lo mejor es cortarse las puntas, otras dicen todo lo contrario. Así que lo que hicimos fue confiar en los tips de los expertos: L’Oreal.

Así que acá van sus 5 recomendaciones para que tu pelo esté brillante y sano durante el polar vortex.

1. Extra hidrata tu cabello: ya no es suficiente acondicionador y una mascarilla de vez en cuando. El frío reseca tu pelo (desde la raíz a la punta) así que al igual que la piel, necesitará hidratación extra. La recomendación es que cambies tu acondicionador por uno qque trabaje más a profundidad. La mascarilla capilar extra moisturizing debe ser un must por le menos, una vez a la semana.

2. Cuida tu pelo al dormir: aunque esto debería ser todo el año, intenta no usar cubre almohadas de algodón. Este material absorbe mucho la humedad y la verdad que durante el invierno, no es precisamente lo que necesitamos. En vez de eso, prefiere telas como el satén o la seda.

3. Que el aceite sea tu BFF: la hidratación es fundamental, ya lo dijimos, pero durante esta época del año, nunca será suficiente. Puedes aplicar aceite de argán diariamente en las puntas o dormir con aceite puro de coco durante la noche para una hidratación profunda. Que hagas esto, no significa que debes dejar de usar un acondicionador o una mascarilla semanal.

4. Protégelo del frío: por más tonto que suene, intenta cubrir tu cabello cada vez que salgas a la calle. Lo ideal es que sea con lana natural para que se mantenga el calor de tu cabeza, pero la verdad, es que mientras lo cubras, todo bien.

5. El calor también es tu amigo: por más que no te guste usar herramientas como secador, plancha u ondulador, en invierno es casi imposible no necesitarlos pues salir con el pelo húmedo, puede convertirse en una tragedia. El consejo es usar algún protector antes de exponer tu pelo al calor y luego, usar alguna especia de sellante. Como tip personal, no salgas con el pelo caliente pues los cambios bruscos de temperatura no le hacen bien ni menos a tu salud.